¿Como Efectuar la Oración?

1) El mejor modo de efectuar el Salat es en congregación con el resto de los fieles en la mezquita. Allí, la recompensa dada por Dios es mayor y te resultará más fácil aprender a orar.

2) En caso de que reces solo, cumple los siguientes requisitos:

3) Asegúrate de que tu cuerpo, ropa y lugar estén limpios.

4) Orienta tu cuerpo hacia la Sagrada Mezquita de La Meca, en Arabia Saudita.

5) Levanta tus manos hasta el nivel de los hombros y di: «Allahu Akbar» (Dios es el Supremo).

6) Dobla las manos sobre el pecho, poniendo la derecha sobre la izquierda.

7) Recita Al-Fatiha (el capítulo de apertura del Corán) y otro capítulo o algunos versículos del Libro. «Alabado sea Dios, Señor del Universo, el Compasivo, el Misericordioso. Dueño del Día del Juicio Final. A Ti solo adoramos y a Ti solo imploramos ayuda. Guíanos hacia el sendero correcto, el sendero de los que Tú has agraciado, no de los que han incurrido en la ira ni de los extraviados. »

8) Di: « Allahu Akbar», mientras realizas el Ruku' (inclinarte con el cuerpo doblado en ángulo recto, colocando las palmas de las manos sobre las rodillas).

9) Di en el Ruku: «Sub-hana rabbiya l-adhim» (glorificado sea mi Señor, el Magnífico) tres veces.

10) Vuelve a la posición de parado diciendo: «Sami'a L-lahu liman hamidah! Rabbana wa laka L-hamdu» (¡por cierto, Dios escucha a quien le alaba! ¡Oh,- Señor nuestro, alabado seas!).

11) Luego di: «Allahu Akbar» e inmediatamente prostérnate para hacer la primera Saydah (postración) con la cara, palmas, rodillas y puntas de los pies apoyados en el suelo, diciendo: «Subhana rabbiya al a'la» (¡glorificado sea mi Señor, el Altísimo!) tres veces.

12) Pasa de la posición Suyud (postración) a la de sentado mientras dices: «Allahu akbar». Mientras te sientas, recita: «Rabbi ghfir li wa'rhamni!» (¡Oh, mi Señor! ¡Perdóname y ten misericordia de mi!).

13) Después de esto, se hace una nueva Saydah de igual modo, pronunciando antes «Allahu akbar» y «Subhana rabbiya al a'la», tres veces en el Suyud.

14) Una vez acabada la segunda saydah, se completa una Rak'a.

15) Ponte en pie diciendo «Allah Akbar» para comenzar una nueva Rak'a, idéntica a la primera.

16) Luego de consumada la segunda Rak'a, siéntate y recita las partes una y dos de «Al-tashahud»:

1. Toda la paz y la bondad sea para Dios, así como la devoción y la bendición.
¡Oh Profeta, que la paz sea contigo así como la gracia de Dios y su bendición.
La paz sea con nosotros y con los virtuosos siervos de Dios. Doy fe de que no existe otra divinidad excepto Dios (uno y único) y que Muhammad es Su siervo y Enviado.

2. ¡Dios mío! Colma con tu gracia y bondad a Muhammad y sus allegados, tal como has colmado con tu gracia y bondad a Abraham y su allegados, y bendice a Muhammad y sus allegados como has bendecido a Abraham y sus allegados. Tú eres el único digno de toda la alabanza y la glorificación.

17) Finalmente, gira la cara hacia el lado derecho y di: «Assalamu alaikum wa Rahamullahi wa Barakatuh» (la paz y las bendiciones de Dios sean con vosotros).

18) Repite lo mismo hacia el lado izquierdo.

19) Se ha completado de este modo una oración de dos Rak'a, tal como la oración de Al Fayr.

20) Para las oraciones de cuatro Rak'a, tales como AzZuhr, se recita sólo la primera parte de «Al-tashahud», después de completar la segunda Rak'a. A continuación te pones de pie para efectuar dos Rak'a más del mismo modo, aunque sin recitar versículos del Corán después de AlFatiha.

21) Las oraciones de Al A'sr y Al I'cha se realizan exactamente igual que la de Az-Zuhr.

22) En la oración de Al-Magrib, las dos partes de AlTashahud y «As salam...» finales vienen a continuación de la tercera Rak'a.

¿POR QUÉ ORAMOS?

23) El musulmán realiza sus oraciones para mostrar devoción y obediencia a Dios, ya que la plegaria es una de las formas más importantes de acatamiento que Dios aprecia de sus siervos.

24) Para agradecer a Dios el habernos creado.

25) Porque nos iluminó para seguir la religión del Islam.

26) La oración es, para todo musulmán, una oportunidad de comunicarse con Dios a través de las divinas palabras del Corán.

27) Para que las preocupaciones de la vida no ahoguen nuestras obligaciones con Dios.

28) Para rogar a Dios (alabado sea) que nos ayude y nos sirva de guía permanente en la oscuridad de la vida.

29) Para fortalecer el amor y el respeto de Dios en el corazón de todo musulmán, según sus propias enseñanzas.

30) Para regocijarnos junto a Él en el Ultimo Día, al entrar en el Jardín Eterno.

31) La oración es un programa orientado a perfeccionarnos y que, si es ejecutado correcta y devotamente, puede hacernos alcanzar ventajas físicas, éticas y espirituales muy valiosas, tales como limpieza, salud, orden, hermandad, igualdad, etc.

Categoria:

Se encuentra usted aquí