Lo Lícito e Ilícito en el Islam

Principios islámicos relacionados con el Halal y el Haram (Lo lícito y lo ilícito)

Halal: Es un adjetivo que se usa para referirse a las acciones lícitas sobre las que no hay prohibición alguna y que Allah, el Legislador, ha permitido realizar.

Haram: Adjetivo aplicado a las acciones que Allah, el Legislador, ha prohibido enfáticamente. Quien desobedece la prohibición  se expone al castigo de Allah en la Otra Vida y puede estar expuesto a una pena legal en esta vida.

Makruh: Lo detestable. Cuando Allah, el Legislador, prohibe algo, pero no lo hace de forma enfática y ...

1.- El origen de las cosas es que son lícitas.

1.- El origen de las cosas es que son lícitas.

Es el primer principio que aprobó el Islam: El origen de las cosas que Allah creó es la permisión y el libre uso. No hay nada ilícito, excepto lo que sea prohibido con una declaración  auténtica y clara del Legislador prohibiéndola. Cuando aparecen textos que no son auténticos - como algunos hadices de dudosa autenticidad- o no son claros en la declaración de la prohibición, pues el asunto se remite a su origen, la permisión, y sigue siendo lícito.

2.- La permisión y la prohibición son derechos exclusivos de Allah.

El Islam definió  cuál es la autoridad única que posee el derecho de permitir  o vedar y se la quitó a las criaturas, sin importar cuál sea su posición en la religión de Allah o en la vida mundanal. Allah hizo  de esto un derecho exclusivo del Señor, Allah el Altísimo. Ningún rabino o sacerdote, ningún rey o gobernante tiene el derecho de vedar algo de forma eterna a los siervos de Allah; quien se atreva a hacerlo ha transgredido los límites y ha allanado un derecho exclusivo del Dominio de Allah. Y quien se complazca con quien lo hace y lo sigue, pues  lo ha puesto al nivel de copartícipe de Allah y se considera este su seguimiento Shirk ...

3.- Vedar lo lícito y permitir lo ilícito es sinónimo de Shirk.

3.- Vedar lo lícito y permitir  lo ilícito es sinónimo de Shirk.[1]

Aunque el Islam criticó por igual a los que vedan y a los que permiten las cosas sin la aprobación de Allah, atacó con más fuerza a los que vedan. Esto es porque esta última tendencia implica oprimir al ser humano, y cerrar, sin una razón, lo que Allah hizo amplio.

4.- La veda de algo es por su impureza o por su perjuicio.

4.- La veda de algo es por su impureza o por su perjuicio.

Es el derecho de Allah, quien creó al ser humano y le concedió muchas cosas, legalizar  y prohibir como le parezca mejor y poner obligaciones y responsabilidades sobre quien vea conveniente.

5.- Lo lícito es suficiente, lo ilícito es superfluo.

5.- Lo lícito es suficiente, lo ilícito es superfluo.

            Lo bello del Islam  es que ha prohibido sólo las cosas que son innecesarias y dispensables, a la vez que ofrece alternativas mejores que dan mayores ventajas para los seres humanos. Este punto ha sido explicado por Ibn Al Qaiim con estas palabras: "Allah prohibió consultar los oráculos; pero ofreció la alternativa de Salat al Istajara[1], que es una plegaria buscando la guía de Allah."

6.- Todo lo que conduce a lo ilícito es, a su vez, ilícito.

Otro principio islámico es que, si algo es prohibido, todo lo que lleva a ello es también prohibido. De esta manera el Islam intenta bloquear todas las Sendas que conducen a lo ilícito. Por ejemplo: así como el Islam prohibe el sexo fuera del matrimonio, también  ha prohibido todo lo que dirige a ello o lo hace atractivo, como las vestimentas seductoras, los encuentros privados y el contacto (mezcla) casual de hombres y mujeres, la prohibición de la desnudez, la literatura pornográfica, las canciones obscenas y otros similares.

7.- Presentar falsamente lo ilícito como lícito es un pecado.

7.- Presentar falsamente lo ilícito como lícito es un pecado.

Así como el Islam prohibe todo lo que lleva a lo ilícito, también ha prohibido recurrir a legalismos técnicos con el fin de cometer algo ilícito usando medios dudosos o excusas inspiradas por Satán. El Islam reprendió a los judíos por recurrir a aquellos medios.

El Profeta (B y P) dijo:

8.- La buena intención no hace que lo ilícito sea permitido.

El Islam valora las intenciones generosas, las causas nobles y los buenos motivos. Las considera en todas sus leyes y prescripciones. El Profeta (B y P) dice: "Ciertamente, las obras son según  sus intenciones". Por la buena intención, las costumbres y actos comunes se convierten  en buenas obras que nos acercan a Allah. Quien se alimenta con la intención de conservar su vida y reforzar su cuerpo para cumplir sus obligaciones con su Señor y su nación, convierte su comida y su bebida en un rito de adoración y acercamiento a Allah.

9.- Abstenerse de lo dudoso por temor a caer en lo ilícito.

Allah es tan misericordioso con la gente que no les dejó ninguna duda sobre lo lícito y lo ilícito. Allah aclaró bien lo que es lícito y explicó en detalle lo que es ilícito. Allah dijo: "Que razón  tenéis para no comer de aquello sobre lo que se ha mencionado el nombre de Allah, habiéndolos Él detallado lo ilícito - salvo en caso de extrema necesidad-? Muchos sin conocimiento extravían a otros con sus pasiones. Tu Señor conoce mejor que nadie a quienes violan la ley." (6:119)

10.- Lo ilícito es prohibido para todos.

Lo ilícito en el Islam se caracteriza por ser general y constante. No hay algo que sea prohibido para un persa y permitido para un árabe, por ejemplo. No hay nada que sea vedado al negro y permitido para el blanco. Tampoco hay tolerancias o licencias extendidas

sólo para cierta clase social o casta. Nadie puede acceder a lo que le dicten sus deseos sólo por ser sacerdotes, monjes, reyes o nobles. Ni siquiera los musulmanes tienen facultades especiales que les permitan acceder a lo que es vedado para todos. Allah es Señor de todos. La Ley gobierna sobre todos. Lo que Allah ha hecho lícito en Su Ley es lícito para toda la humanidad hasta la Resurrección.

11.- Las urgencias hacen permitido lo prohibido.

El Islam ha limitado mucho el ámbito de lo vedado. Sin embargo, es bastante exigente en el respeto a las prohibiciones. Ha cortado todos los caminos que llevan a lo vedado, evidentes u ocultos. Lo que lleve a lo ilícito es, a su vez ilícito. Lo que sea una ayuda en cometer actos ilícitos se convierte en algo ilícito. Lo que sea una excusa para cometer un pecado también se hace prohibido. También están los demás principios que mencionamos.

Pero el Islam no ignora las urgencias de la vida y la debilidad del hombre frente a ellas.

Lo lícito y lo ilícito en la vida personal del musulmán.- COMIDAS Y BEBIDAS - (Primera Parte)

Los pueblos y las naciones han diferido desde tiempos antiguos sobre lo que comen y lo que beben; lo que es permitido y lo que no es permitido. Esto se da en los alimentos de origen animal en forma especial.

En cuanto a los alimentos y las bebidas vegetales, no se ha dado mucha discusión al respecto. El Islam no ha vedado ningún producto vegetal; excepto lo que se fermenta y se hace licor, sin importar si es de uva, dátil, cebada o cualquier otra materia vegetal.

Páginas

Suscribirse a Canal de noticias de la página principal

Se encuentra usted aquí