Derechos de la Esposa

A) A vivir con su marido en la misma vivienda. Dijo el Altísimo:  

أسكنوهن من حيث سكنتم

«¡Alojadlas, según vuestros medios, en vuestra misma vivienda.»      (Corán, 65: 6).

B) A que su marido les sufrague todos sus gastos necesarios durante la vida matrimonial, y en caso de divorcio, durante el tiempo de espera.  

الرجال قوامون على النساء بما فضل الله بعضهم على بعض وبما أنفقوا من أموالهم

«Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Dios ha dado a unos sobre otros y de los bienes que gastan.»     (Corán, 4: 34).    

وإن كن أولات حمل فأنفقوا عليهن حتى يضعن حملهن

«Si están embarazadas, proveedles de lo necesario hasta que den a luz.»     (Corán, 65: 6).

La mujer tiene derecho, si se encarga de criar a los niños, a una parte proporcional de las ganancias del padre. Dios el Altísimo dijo:  

فإن أرضعن لكم فآتوهن أجورهن

«Si la criatura que crían es vuestra, retribuidles como es debido.»      (Corán, 65: 6).

C) La esposa merece estas retribuciones sea cual sea su situación económica y sus bienes particulares.

D) La esposa puede pedir la disolución del matrimonio de su marido, por mutuo consentimiento. Dijo el Altísimo:  

فإن خفتم ألا يقيما حدود الله فلا جناح عليهما فيما افتدت به

«Y, si es así, que teméis no poder respetar las leyes de Dios, no hay inconveniente enque ella obtenga su libertad indemnizando al marido.»      (Corán, 2: 229).

También puede pedir el divorcio ante el juez por razones legales, en el marco de la ley islámica.

E) La esposa hereda de su marido igual que hereda de sus padres, hijos y parientes. Dijo Dios: 

ولهن الربع مما تركتم إن لم يكن لكم ولد فإن كان لكم ولد فلهن الثمن مما تركتم

«Si no tenéis hijos, a ellas les corresponde un cuarto de lo que dejéis. Si tenéis, un octavo de lo que dejéis.» (Corán, 4: 12).

F) Los dos cónyuges deben guardar los secretos del matrimonio, ninguno ha de descubrir ningún defecto físico o moral del otro, y esto se agudiza más si se divorcian. Dijo el Altísimo:  

ولا تنسوا الفضل بينكم

«No os olvidéis de mostraros generosos unos con otros.»      (Corán, 2: 237).

Se encuentra usted aquí