El Tercer Principio: Muhammad

TRES IMPORTANTES PRINCIOPIOS DE LA DOCTRINA ISLAMICA Y SUS FUNDAMENTOS

El tercer principio: El conocimiento de vuestro Profeta Muhammad

Él es Muhammad hijo de ‘Abdullah hijo de ‘Abdul Muttalib hijo de Háshim, perteneciente a la tribu de Quraish, que era una tribu árabe descendiente directa de Ismael el hijo de Abraham, la paz sea con él y con nuestro Profeta. Vivió hasta la edad de sesenta y tres años. Los primeros cuarenta años fueron previos a la Profecía y los posteriores veintitrés fue elegido como Profeta y Mensajero. Fue designado como Profeta al serle revelada la sura “Iqra” [¡Lee! ]; y fue declarado Mensajero al serle revelada la sura “Al Muddazzir” [El arropado en un manto]. Su ciudad natal fue La Meca y Allah le envió para advertir a su pueblo del peligro de la idolatría, y para exhortar a los hombres al monoteísmo. Dice Allah:

 

{¡Tú, el arropado con un manto[17]! ¡Levántate y advierte! A tu Señor ¡Glorifica! Tu ropa ¡purifícala! La abominación ¡huye de ella! ¡No concedas favores esperando ganancia! La decisión de tu Señor ¡espérala paciente!} (74:1-7)

{¡Levántate y advierte!}: significa advierte sobre el peligro del politeísmo y la idolatría, y llama a los hombres al monoteísmo. {A tu Señor ¡Glorifica!} significa: exalta Su unicidad. {Tu ropa, ¡purifícala!}: purifica tus acciones de cualquier tipo de asociación e idolatría. {La abominación, ¡huye de ella!} significa: apártate de los ídolos y evita a los idólatras desentendiéndote de ellos.

Muhammad  permaneció diez años convocando a los hombres al monoteísmo. Tras estos diez años, Allah le elevó al cielo donde le prescribió las cinco oraciones obligatorias. Oró en La Meca durante tres años más, y luego le fue ordenada la Hiyrah [emigración] a Medina. La Hiyrah significa la emigración de una tierra de politeísmo e idolatría a un territorio islámico y monoteísta. Esta emigración seguirá vigente hasta el Día del Juicio. Dice Allah al respecto:

{Los Ángeles les preguntarán al tomar sus almas: ¿Por qué dudasteis? Responderán: Nos sentíamos débiles y oprimidos [por los idólatras en la Meca]. Les dirán: ¡Acaso la tierra de Allah no es suficientemente vasta como para haber emigrado! A ellos les corresponderá el fuego como morada. ¡Qué mal fin! Salvo los hombres, mujeres y niños débiles, que no pueden ni encuentran la manera de hacerlo. A ellos Allah les ha de perdonar. Allah es remisorio, Absolvedor.} (4:97-99)

{¡Oh, siervos Míos que habéis creído! Por cierto que Mi tierra es extensa, adoradme pues, sólo a Mí [entonces emigrad y no permanezcáis bajo la opresión de los incrédulos].} (29:56)

Dijo Al Bagaui, que Allah tenga misericordia de él: “Este versículo hace referencia a los musulmanes que permanecieron en La Meca y no pudieron emigrar, y Allah los menciona con el nombre de creyentes. La hiyrah está mencionada en la Sunnah puesto que el Profeta  dijo: “La Hiyrah [emigración] perdurará hasta cuando ya no sea posible arrepentirse, y el arrepentimiento será posible hasta que el sol salga por el poniente.” Cuando el Profeta  se estableció en Medina, le fueron revelados el resto de los preceptos islámicos como el Zakát, el ayuno, la peregrinación, el llamado a la oración, ordenar el bien y prohibir el mal, y otros. En esta labor permaneció durante diez años. Luego falleció  y la religión que difundió aún perdura, pues no existe nada bueno y positivo sin que esta religión exhorte a ello, ni nada malo sin que lo prevenga. El bien al que nos invita es al monoteísmo y a todo aquello que Allah ama y Le complace. El mal que esta religión previene es la idolatría y todo aquello que Allah desaprueba y rechaza. Allah envió a Su Mensajero para toda la humanidad, y estableció como obligatorio que tanto los humanos como los genios obedecieran al Mensajero.

Dice  Allah:

{Di: ¡Oh, hombres! Ciertamente soy el Mensajero de Allah para todos vosotros.} (7:158)

Allah perfeccionó a través de él la religión. Dice al respecto:

{Hoy os he perfeccionado vuestra religión, he completado Mi gracia para con vosotros y he dispuesto que el Islam sea vuestra religión[18].} (5:3)

Acerca de su fallecimiento  dice Allah:

{En verdad, tú morirás, y ellos morirán. Luego, en verdad, el día de la Resurrección, junto a vuestro Señor litigaréis.} (39:30-31)

Los seres humanos, luego de la muerte serán resucitados, Allah dice:

{De ella os hemos creado, y a ella os haremos retornar, y de ella os sacaremos otra vez} (20:55)

Y también dice:

{Allah os creó de la tierra. Después os hará volver a ella [al morir], y os hará surgir nuevamente de ella [el Día del Juicio].} (71:17-18)

Al resucitar deberán rendir cuentas de sus actos y luego serán recompensados o castigados. Allah expresa:

{A Allah pertenece cuanto hay en los cielos y en la tierra, para castigar a quienes obren el mal y retribuir a quienes que obren el bien con una hermosa recompensa.} (53:31)

Todo aquel que desmienta la Resurrección es considerado un incrédulo porque Allah dice:

{Los incrédulos creen que no serán resucitados. Diles: ¡Claro que sí, por mi Señor! Seréis resucitados y luego informados de cuanto hicisteis. Ello es para Allah fácil.} (64:7)

Allah envió a todos los Mensajeros como advertidores [del castigo] y albriciadores [de la recompensa que recibirían los creyentes]. El Altísimo dice:

{Mensajeros albriciadores y amonestadores, para que los hombres no tuvieran argumento alguno ante Allah luego de la llegada de los Mensajeros. Allah es Poderoso, Sabio.} (4:165)

El primero de ellos fue Noé  y el último, y sello de los Profetas, fue Muhammad  . Dice Allah acerca de Noé:

{Por cierto que te hemos revelado como lo hicimos con Noé y con los Profetas que le sucedieron.} (4:163)

A todas las comunidades Allah envió un Mensajero, desde Noé hasta Muhammad, éstos les ordenaban que adorasen únicamente a Allah y les prohibían que adorasen a los Tágút. Dice Allah:

{Por cierto que enviamos a cada nación un Mensajero [para que les exhortase]: ¡Adorad a Allah y evitad los ídolos!} (16:36)

Allah  ordenó a todos sus siervos, a través de los Profetas, rechazar los Tágút y creer en Allah. Dijo Ibn Al Qaiim, que Allah tenga misericordia de él: “Tágút es todo aquello que se toma como objeto de adoración, seguimiento u obediencia. Los Tágút son numerosos, pero los cinco principales son: Iblís[19], que Allah le maldiga, todo aquel que acepte ser adorado, aquel que invita a los hombres a que le adoren, aquel que pretende conocer el oculto y aquel que gobierna con una legislación diferente a la revelada por Allah”. Dice el Altísimo:

{No está permitido forzar a nadie a creer. La guía se ha diferenciado del desvío. Quien se aparte de Satanás y crea en Allah, se habrá aferrado al asidero más firme [el Islam], que nunca se romperá. Y Allah es Omnioyente, Omnisciente.} (2:256)

Este es el significado de “No hay no hay nada ni nadie con derecho a ser adorado salvo Allah.” Se menciona en el hadíz: “Lo principal es el sometimiento a Allah [o sea el Islam], su pilar es la oración y su cúspide es el esfuerzo en el camino de Allah.”

Y Allah es Quien sabe más.


[17] Se había envuelto en un manto a consecuencia del pavor que le causó ver al Ángel [Gabriel] en su verdadera figura.
[18] ‘‘Hoy’’ se refiere al día viernes en que fuera revelado este versículo, durante la peregrinación de despedida. Allah informa que en este bendito y grandioso día queda perfeccionada la religión que fuera transmitida por el sello de los Profetas, es decir completadas las normas que indican lo que está permitido, prohibido, lo obligatorio, lo aconsejable, y los preceptos que regularizan los tratos civiles y comerciales. Dijo al respecto el Profeta (B y P)  : “Os dejo un ejemplo claro, como el día” Esto hace clara referencia a que toda innovación es un desvío que no ha sido autorizado por Allah y Su Mensajero.
[19] Satanás.

Categoria:

Se encuentra usted aquí