El Verdadero Musulmán Es Amable Y Respetuoso Con Sus Padres Aunque No Sean Musulmanes

El Profeta (B y P) ubicó sus enseñanzas en una nueva cúspide cuando exhortó a sus seguidores a tratar con cortesía y bondad a sus padres, aunque profesasen una religión diferente al Islam. Esto está claramente registrado en el Ĥadîz de Asmâ' Bint Abî Bakr As Siddîq (R), quién dijo: Mi madre vino a visitarme, y ella era idólatra (Mushrikah) en el tiempo del Profeta (B y P). Entonces le pregunté al Profeta (B y P): Mi madre ha venido y necesita mi ayuda ¿Acaso debo ayudarla? Y él respondió: "Sí, relaciónate con tu madre y ayúdala".[1]

El verdadero musulmán que entiende el significado de la guía coránica y de las enseñanzas del Profeta (B y P) no puede sino ser el que mejor trata a sus padres en todo momento. Éste fue el proceder de los Saĥâbah y de aquellos que les siguieron. Un hombre le preguntó a Sa‘îd Ibn Al Musaiib (R): He comprendido todos los versículos acerca del respeto y la bondad hacia los padres, pero respecto al que dice {Y háblales con dulzura y respeto.} ¿Cómo debo dirigirme hacia ambos con dulzura y respeto? Sa‘îd le respondió: Esto significa que debes dirigirte hacia ellos como un sirviente se dirige a su amo. Ibn Sîrîn (R) solía hablarle a su madre con voz suave, como la de una persona enferma, debido al respeto que le tenía


[1] Transmitido por Al Bujâri y Muslim

Se encuentra usted aquí