La Creación del Hombre en el Corán

La Creación del Hombre en el Corán

El Corán, como la fuente esencial de la religión musulmana, nos asegura la autonomía de la creación del hombre. Dios lo creó como creó todas las cosas. Al respecto Dios dice: "Oh, humanos. Adorad a vuestro Señor, quien os ha creado, a vosotros y a quienes os precedieron. Quizás, así, cuidáis la ley de Allah" (II:21). Y dice: "¡Este es Dios, vuestro Señor! ¡No hay Dios más que El Creador de todas las cosas! ¡Adoradle, pues, porque es el custodio de todas las cosas!" (VI:102)

El hombre no se creó solo, ni tampoco a partir de otras especies. "¡Oh, humanos! Temed a vuestro Señor, que os creó de un solo ser, del cual creó a su esposa, y de ambos hizo descender a innumerables hombres y mujeres..." (IV: 1). La creación del ser humano tiene dos etapas: La primera es la interior, es decir, la vida del feto dentro del vientre materno. Al respecto, Dios dice: "Luego le transformamos en una gota de esperma que insertamos en un lugar seguro; luego convertimos la gota de esperma en coágulo, transformamos el coágulo en embrión, y convertimos el embrión en huesos; revestimos los huesos de carne, luego le animamos..." (XXIII: 13-14).

Existe un hadiz que relata lo mismo. Relata Abi Abderrahman Abdullah Bin Massoud: "Nos ha relatado el Mensajero de Dios, siendo él el verídico y digno de confianza: Ciertamente que la creación de cada uno de vosotros, se reúne en el vientre de su madre durante cuarenta días en forma de germen, luego es un coágulo por un período igual, después un pedazo de carne por un período igual y luego se le envía al ángel que sopla el espíritu en él..." (Relatado por Al-Bujari y Muslim)

Y la otra etapa es la vida del ser humano en el exterior. Esta también tiene su evolución, la que se refleja en las etapas de niño, adolescente, joven, adulto y viejo. El Corán nos habla de todas estas fases: "Dios es que os crea de endeble semen, después de la debilidad os vigoriza; después del vigor os reduce a la debilidad y la canicie: Él crea cuanto le place; porque es sapientísimo, poderoso" (XXX:64).

Categoria:

Se encuentra usted aquí