Hayy (La Peregrinación)

1) Al-Hay es la visita a Al-Ka'ba (la Casa Sagrada de Dios) en La Meca, con la intención de obedecer el mandato del Señor y de realizar allí los ritos prescritos.

2) Siempre que pueda, física y económicamente, todo musulmán adulto y con los medios económicos suficientes debe efectuar Al-Hay una vez en la vida.

3) Todo el viaje de Al-Hay confirma de manera única los principios del Islam y conmemora los hitos islámicos relativos a los profetas Abraham, Ismael y Muhammad, Alayhim as-salam.

4) Los ritos de Al-Hay son ejecutados en los primeros diez días de Dhu'L-Hiya (el último mes del año islámico).

5) En el noveno día de Dhu'L-Hiya se realiza el rito culminante en el monte Arafat, donde se reúnen todos los peregrinos, llegando a veces a unos dos millones.

6) La permanencia de los peregrinos en Arafat se debe al deseo de expresar sus súplicas a Dios, conjuntamente con su arrepentimiento y necesidad de Su misericordia y perdón.

7) Esto nos recuerda la Gran Reunión en el Día del Juicio Final.

8) El día siguiente, el décimo, es el gran I'd Al Adha (la Fiesta del Sacrificio), cuando los peregrinos ofrecen sus sacrificios.

Después de las inmolaciones, los peregrinos vuelven a La Meca y hacen TAUAF, siete vueltas alrededor de AlKa'ba.

9) Los musulmanes efectúan por doquier sus sacrificios de inmolación de camellos, vacas o corderos tras rezar el I'd.

10) Estos sacrificios fueron prescritos en conmemoración del realizado por el profeta Abraham (Alayhi assalam) cuando se halló a punto de inmolar a su único hijo, Ismael, al habérselo ordenado Dios, para probar su lealtad y obediencia hacia Él.

11) Una vez completados los actos de la Peregrinación es preferible visitar la mezquita del profeta Muhammad en Al-Madina Al-Munauara, asistiendo allí a algunas plegarias. La recompensa por rezar en este lugar es grande.

12) Ya allí, haz una visita de salutación a la tumba del profeta y a la de sus nobles compañeros, en la forma establecida por nuestra religión.

13) También es recomendable visitar la Mezquita Sagrada «Al Aqsa» en Jerusalén.

¿POR QUE REALIZAMOS AL HAY?

Los propósitos y necesidades de realizar la peregrinación Al Hay son muchos, y los más destacables son:

14) Responder, con la obediencia, a los mandatos de Dios.

15) Agradecer a Dios sus dones y favores para con nosotros, como por ejemplo, salud, riqueza, hijos, etc.

16) Para glorificar a nuestro Señor, visitando y haciendo el Tauaf (rondas) alrededor de su Casa Sagrada, Al-Ka`ba.

17) Al-Ka'ba es la primera Casa construida en la Tierra para reverenciar a Dios, levantada por Abraham y su hijo Ismael por instrucción divina.

18) Para orar en Al-Ka'ba, que es la Qibla (dirección), hacia la cual todos los musulmanes dirigen sus caras al realizar sus cinco oraciones diarias.

19) Para visitar y permanecer en las Montañas Sagradas, como es el caso del Monte Arafat, con el fin de mostrarle a Dios nuestra devoción. Ahí le oramos, purificando nuestras almas y arrepintiéndonos simultáneamente de todos nuestros pecados.

20) Para visitar los lugares donde Abraham, padre de todos los profetas de Dios, y su primer hijo, Ismael, permanecieron adorando al Señor.

21) Para recorrer los lugares donde el profeta Muhammad -Alayhi As-salam- nació, creció, recibió el Mensaje Divino, sufrió y luchó para propagar la luz de Nuestro Señor.

22) Para el encuentro con nuestros hermanos musulmanes que vienen de todos los países y para sentir la hermandad, la igualdad, la cooperación y el amor entre ellos, sin importar sus distintas nacionalidades, color, nivel de acomodo u otras cuestiones mundanas. En Al-Hay podemos ver la auténtica universalidad del Islam.

23) Para tener ocasión de practicar la paciencia, el sacrificio, la resistencia, la sencillez y otros valores espiri tuales que tanto necesitamos.

24) Para volver limpios de nuestros pecados e iniciar así una nueva página de nuestra vida, conservándola libre de mancha hasta el final. De este modo seríamos aceptados y recompensados por Dios con el Paraíso Eterno.

Categoria:

Se encuentra usted aquí