La Razón Detrás De La Enemistad Entre El Ser Humano Y El Demonio, Su Historia, Y Su Alcance

La enemistad entre el ser humano e Iblîs se remonta a una situación que tuvo lugar hace ya mucho tiempo. Debemos regresar al día en que Allah creó a Adán (Ádam) antes incluso que Allah insuflara en él Su espíritu. Iblîs pasando cerca de Adán dijo: "Si te es dado dominio sobre mí, te desobedeceré. Y si me es dado el dominio sobre ti, te destruiré".

Se transmite en Sahih Muslim de Anas que el Profeta dijo:

"Cuando Allah creó a Adán en el Paraíso, lo dejó en él tanto tiempo como quiso. Entonces Iblîs se paseó alrededor para descubrir qué era realmente, y cuando encontró que era un ser hueco, comprendió que este había sido creado con una disposición tal que no tendría dominio sobre sí mismo"

Cuando Allah insufló en Adán su espíritu, pidió a los ángeles que se postraran ante Adán. Iblîs que adoraba hasta entonces a Allah junto a los ángeles celestiales, fue incluido en la orden. Pero Iblîs se consideró a sí mismo superior, y por orgullo se negó a postrarse ante Adán.

{Allah le preguntó: ¿Qué te impidió hacer la reverencia cuando te lo ordené? Respondió: Yo soy mejor que él, pues a mí me creaste de fuego y a él de barro.} (7: 12)

Cuando Adán abrió sus ojos, encontró respeto, reconocimiento y los ángeles postrados a sus pies. Pero también encontró a un gran enemigo, desafiándolo a él y a sus descendientes e incitándolos a la destrucción y al desvío.

Iblîs fue expulsado del Paraíso debido a su orgullo y arrogancia, pero Allah le prometió que permanecería vivo hasta el Día del Juicio Final.

{Dijo [Iblîs]: Permíteme vivir hasta el Día de la Resurrección. Dijo [Allah]: Te concedo la prórroga que me pides [porque he decretado probar a los hombres con tu seducción].} (7: 14-15)

Entonces el maldito hizo la promesa de que desencaminaría la descendencia de Adán.

{Dijo [Iblîs al apercibirse que había quedado completamente fuera de la misericordia de Allah]: Por haberme descarriado acecharé a los hombres para apartarlos de Tu sendero recto. Procuraré seducirles por delante, por detrás, por la derecha y por la izquierda; y verás que la mayoría de ellos no son agradecidos.} (7: 16-17)

Esto último muestra cómo ha de esforzarse para desencaminar a la descendencia de Adán. Tomará cada camino que pueda contra ellos, desde su derecha, su izquierda, por delante de ellos y por detrás. Los atacará desde toda dirección posible. La eminencia del idioma árabe, Zamajshari dijo en su comentario sobre este versículo: "Él utilizará las cuatro direcciones para atacar, tal como hace el enemigo generalmente, y así serán sus susurros. Incitará en todos los sentidos que pueda. Le fue concedida esta facultad en el siguiente versículo del Corán:

{Seduce con tus palabras a quien puedas de ellos, arremete con tu caballería y con tu infantería...} (17: 64)".

Se encuentra usted aquí