El Verdadero Musulmán Lee El Corán Con Frecuencia

Para alcanzar tan elevado nivel, el musulmán siempre se ubica bajo la sombra del Glorioso Corán, regocijándose con su refrescante guía que le permite transitar por el camino recto. Lee a menudo el Corán con una actitud humilde, y busca entender su significado. Establece horarios para leerlo los cuales nunca abandona, pues son momentos que él consagra para leer las palabras de su Señor. Permite que el verdadero significado del Corán fluya a través de su ser, purificándolo y aumentando su sabiduría, fe y sosiego: 

{¿Acaso no es con el recuerdo de Allah que se sosiegan los corazones?} [13:28] 

El musulmán recuerda la hermosa imagen de aquel que lee el Corán que ha retratado tan elocuentemente el Profeta (B y P), y así llena sus días y noches con la recitación del Libro Sagrado y se regocija con sus significados benditos. El Profeta (B y P) dijo: 

"El creyente que recita el Corán es como la Utruyyah[1], cuyo olor y sabor son buenos; el creyente que no recita el Corán es como el dátil que no tiene olor pero su sabor es dulce; el hipócrita que recita el Corán es como la albahaca cuyo olor es agradable pero su sabor es amargo; y el hipócrita que no recita el Corán es como la coloquíntida que no tiene olor y su sabor es amargo".[2] 

El Profeta (B y P) dijo: 

"Recitad el Corán, pues intercederá en el Día del Juicio por quienes lo recitaban".[3] 

Y dijo (B y P): 

"El experto en la recitación del Corán estará con los honorables y rectos Ángeles escribas, y el que recita con inseguridad y dificultad recibirá doble recompensa[4]".[5] 

¿Puede entonces el musulmán sincero dejar de recitar el Corán y reflexionar en sus significados? 

Como conclusión, el musulmán justo con su Señor actúa con una fe profunda y sincera, siempre hace buenas acciones y busca Su complacencia, es un verdadero siervo de Allah, y cumple con el propósito de su existencia como Él lo ha definido: 

{Por cierto que he creado a los genios y a los hombres para que Me adoren.} [51:56]


[1] Fruto de agradable perfume y buen sabor, similar a la toronja. [El traductor]
[2] Transmitido por Al Bujâri y Muslim
[3] Transmitido por Muslim
[4] Es decir, los Ángeles que registran los actos del ser humano. El significado es que aquel que es versado en el Corán disfrutará de un estado elevado el Día del juicio y estará acompañado por los honorables y rectos Ángeles escribas. También están aquellos que deben esforzarse más para memorizar y recitar el Corán, y por ello merecen doble recompensa. [El traductor]
[5] Transmitido por Al Bujâri y Muslim

Se encuentra usted aquí