Los Ángeles

La creencia en los ángeles, los apóstoles y los Libros, forman parte de las bases de las doctrinas. Por lo tanto, el hombre sin esta creencia no será creyente.

Los ángeles son mensajeros de Dios para los profetas y éstos son mensajeros de Dios para la gente. Los Libros Sagrados son el mensaje qué llevó el ángel al Apóstol y este lo transmitió a las gentes.

LA REVELACIÓN, SU POSIBILIDAD Y NECESIDAD

La revelación es racionalmente posible, pues Dios tiene poder para crear los ángeles, seleccionar los apóstoles y legislar las leyes. La razón no veta esto, después de creer en la existencia de Dios, su poder y su voluntad.

Eso es lo que ocurre realmente, pues eso fue lo que anunció la
transmisión fidedigna y dijimos de ésta, qué es uno de los caminos de la ciencia (sinónimo de la certeza). Nosotros estamos persuadidos, pues tomamos por cierto ese anuncio lo mismo que lo estamos de lo que vemos y oímos; y es necesario, porque sin esa creencia los humanos se limitan al mundo de la materia e ignoran
lo que hay detrás de ella y serian como el ganado y el rebaño, que
viven para su vida mundanal solamente y no conocen sino comer, aparearse y los placeres físicos, no se comunican con su Señor ni trabajan para su vida ulterior.

Si no fuera por esta creencia se perdería la sublime moral y la excelsitud humana. Y por más teorías moralistas (La mórale) que vieran la luz, si el pilar sobre el que se construyen no está basado en la doctrina, su construcción será sobre un grumo de harina, porque en el hombre es innato quererse a si mismo, lograr el beneficio, alejarse del daño y no hacer ningún trabajo que no le
proporcione placer o ganancia.

Si un hombre posee solo un dinar que guarda para su cena y ve una caja pata ayudar a los huérfanos, ¿acaso depositará el dinar en la caja si no creyera en Dios y en el día final; y dormirá hambriento, y además no lo contará a nadie, y se cuidará de que nadie le vea.

En cuanto al creyente lo pondrá en la caja, porque sabe queDios le ve y le dará a cambia 700 dinares el día del juicio.

El creyente únicamente es quien practica el bien, le vea la gente o no, se lo agradezca o no, o le recompensen o indemnicen por él o no.

El creyente únicamente es quien deja de realizar el mal, tanto si esta solo como si esta con la gente.

En cuanto a aquel que practica el bien para que le halaguen o para recibir algo a cambio, no lo hará si no encuentra a quien le halague y le dé. Y, quien abandona el mal por miedo al escándalo o por temor al castigo, no lo dejaría si se asegurara que no le ve el policía o la gente.

Cuando Dios pida cuentas a la gente el día final según sus pecados, aquellos a los que no había enviado mensajeros que les enseñaran la legislación de su Señor protestarán y dirán:

Palabra de Dios:

« "¡Oh Señor nuestro! ¿Por qué no nos enviaste a un apóstol para seguir
tus aleyas
?..."».

Y dirán:

Ciertamente, si sé nos hubiera anunciado el mensaje, habríamos practicado y si hubiéramos conocido la legislación de Dios la habríamos seguido. Por eso fueron los mensajes;

Palabra de Dios:

« "Para que la humanidad no tenga excusa alguna ante Dios, después
de los apóstoles "».  

UN ARGUMENTO CAPCIOSO Y SU REPLICA

Alguna gente dice: ¿Por qué Dios no guió a toda la gente por el camino de la gloria? ¿Por qué puso en ellos mismos el deseo y luego los castiga por la fornicación? ¿Instauró en ellos la codicia por el dinero y luego les pide cuentas si lo atesoran por el camino ilícito?

La contestación seria como a los alumnos del colegio cuando dicen: ¿Por qué no nos dan las preguntas del examen al principio del curso? ¿Por qué nos las ocultan y nos encargan prepararlo?

Se las ocultan para que se esfuercen y estudien él programa completo, pues si se las facilitaran antes ya no habría sentido para éste.

La vida mundanal es una estación de prueba. Probar en el idioma de los árabes quiere decir poner a prueba (examen) para distinguir al obediente del desobediente y al recio del desviado, Así, sino fuera por los obstáculos en los concursos hípicos, no se distinguiría al débil e indeciso del jinete distinguido.

Si Dios hubiera querido, habría convertido a las gentes en una sola nación y las habría creado para la obediencia absoluta como creó a los ángeles. Pero, así lo quiso y nadie puede rechazar los deseos de Dios. Dios no es preguntado por lo que hace. Nuestros asuntos están en sus manos y nosotros somos de sus bienes.
Retornaremos a El, y no tenemos otro Señor ni otro Dios sino El, que si quiere nos atormentará y si quiere nos perdonará.

Nosotros clamamos su perdón y su misericordia y nos refugiamos de su tormento, ya que no podemos evitarlo sino es por su perdón; esto no podemos alcanzarlo sino por su gracia, únicamente.

LOS ANGELES

La existencia de los ángeles es un hecho establecido en el Corán. Quien niega algo de lo que viene en el Corán referente a ellos se convierte en incrédulo.

De su relato y adjetivos dice el Corán:

1.- Han sido creados antes que los humanos y nuestro Dios les informó que.

Palabra de Dios:

«"Voy a instituir un vicario en la tierra" » .

Le dijeron:

"Establecerás en ella a quien la corromperá y derramará sangre…” »

2.- Ellos han sido creados para la obediencia absoluta.

Palabra de Dios:

“Mientras nosotros celebramos tus alabanzas glorificándote”.

Pues ellos:

Palabra de Dios:

“Jamás desobedecen a Dios, en cuanto se les ordena, y ejecutan cuanto
se les manda... Le glorifican prosternándose ante El. Entonan las alabanzas de su Señor; creen en Él…”.

3.- Cuando Dios Concluyó la creación de Adán, le enseñó los nombres, entonces les preguntó sobes ellos a los ángeles, pero no los supieron hasta que Adán se los enseñó. Fue entonces cuando quedó de manifiesto su superioridad sobre ellos y les ordenó postrarse ante él, pero como saludo no como adoración.

4.-Se configuran con formas materiales algunas veces y aparecen con Ia imagen de los hijos de Adán. Tal es en la historia de María.

Palabra de Dios:

“Le enviamos nuestro Espíritu, que se le apareció, personificando a un
hombre perfecto”

Los huéspedes de Abraham eran ángeles que vinieron en forma humana; se les dio de cenar un ternero.

Palabra de Dios:

“Pero, cuando observó que sus manos no lo alcanzaban, les desconoció
y sintió temor de ellos".

Le dijeron:

"¡No temáis; porque, somos enviados al pueblo de Lot!.”

5- Su residencia es el cielo y descienden a la tierra con la anuencia de Dios.

Palabra de Dios:

"Y no descendemos sino con la anuencia de tu Señor".  

6.- Tienen rangos y categorías, según el origen de su creación
y por su disposición en la adoración.

Palabra de Dios:

“Mensajeros de dos, tres, o cuatro pares de alas; añade a la creación lo
qué le place...Los ángeles dicen: "No hay ninguno de nosotros que no tenga
su rango destinado”.  

Entre ellos está, quien desciende la revelación; éste es Gabriel.

Palabra de Dios:

“Diles: "¿Quién se declarará enemigo de Gabriel? El, con el beneplácito Dios le inculcó en su corazón... En puridad, este Corán es una revelación del Señor del universo; el Espíritu fiel lo trajo del cielo y lo depositó en tu corazón para que seas de los amonestadrores".

También el ángel de la muerte, que es el encargado de recoger las almas.

Palabra de Dios:

"El ángel de la muerte que os custodia se incautará de vosotros...”

Y entre ellos, está también quien sopla en el Sur, Mikal (Mikail), los portadores del trono...

Palabra de Dios:

“Aquellos que llevan el trono... Y ocho de ellos, en ese día cargarán con
el trono de tu Señor”.

Los encargados de proporcionar placer a los moradores de la gloria.  

Palabra de Dios:

“Y los ángeles entrarán a ellos por todas las puertas diciendo: "¡Qué la
paz sea con vosotros por vuestra perseverancia!”

Los encargados de atormentar a los moradores del fuego.

Palabra de Dios:

“Ángeles inexorables y severos".  

Los que registran los actos del hombre.

Palabra de Dios:

No pronunciará palabra alguna, sin que junto a él esté presente un observador que lo anote... Pero, ciertamente, sobre vosotros hay hafices honorables, escribas de vuestras acciones”

Y quien conduce al hombre hasta el juicio y quien es testigo.

Palabra de Dios:

“Y cada alma comparecerá acompañada de Un ángel arriero y un ángel testigo”  

7.- Entre sus actos, que nos anunció el Corán, está alentar a los creyentes en el combate.

Palabra de Dios:

«"Y de cuando tu Señor reveló a los ángeles: "¡Estay con vosotros, alentad pues a los creyentes!”

Los ángeles invocan, se apiadan y piden indulgencia para ellos.

Palabra de Dios:

“El es quien se apiada de vosotros; así como sus ángeles;... Imploran el perdón para los creyentes, "¡Oh Señor nuestro!" "¡Tú que lo abarcas todo en tu misericordia y tu ciencia, perdona, pues, a los arrepentidos que siguen tu senda, y presérvales del castigo de la hoguera!" "¡Oh Señar nuestro!"; introdúceles en los jardines del Edén que les has prometido así como también a los virtuosos de entre sus padres, sus esposas y su prole, porque eres poderoso, prudente; y presérvales de las maldades, porque aquel a quien preserves de las maldades en aquel día, te habrás apiadado de él”

Presencian la oración del alba con los creyentes.

Palabra de Dios:

"Porque la oración del alba es presenciada por los ángeles" .

Darán la buena noticia a los creyentes al morir y reprocharán a los rebeldes.

Palabra de Dios:

“Por cierto, que quienes dicen: "Nuestro Señor es Dios "y se consagran a El, los ángeles descenderán sobre ellos al morir y les dirán: "¡No temáis ni os atribuléis, más bien regocijaos...!" Par cierto que, a quien los ángeles arrancan la vida en estado de iniquidad, los ángeles les dicen: "¿En qué condición estabais...? Si vieras cuando los ángeles se incautan de las almas de los incrédulos, abofetearles y azotarles". 

Después de eso les arrearán al fuego y les reprocharán.

Palabra de Dios:

“Y los incrédulos serán arreados en tropeles hacia el infierno hasta que, cuando lleguen a él se abrirán las puertas y sus guardianes les dirán: "¿Acaso no se os presentaron apóstoles de vuestra estirpe que os dictaron las leyes de vuestro Señor y os amonestaron de la comparecencia en este vuestro día? Dirán: "¡Sí, pero, el decreto del castigo recayó sobre los incrédulos!

Se les dirá: "Franquead las puertas del infierno donde permaneceréis perpetuamente"

¡Y qué pésimo es el albergue de los ensoberbecidos!".  

Recibirán a los moradores de la gloria dándoles la bienvenida.

Palabra de Dios:

"En cambio los timoratos serán conducidos en tropeles hacia el paraíso hasta que, cuando lleguen a él se abrirán sus puertas y sus guardianes les dirán: "¡Qué la paz sea con vosotros!" ¡Estáis beatificados! Franqueadlo pues allí permaneceréis eternamente".  

Ellos no fecundan, ni engendran, ni se adjetivan como varones o hembras.

Esto es prácticamente todo lo que viene en el Corán de lo anunciado por Dios sobre los ángeles. En el Sunnah autentificado, muchos de sus relatos nos llegaron en la forma de Hadiz Ahad, pero se confirmó la narración y la cadena de transmisión. Quien niega algo de lo que viene en el Corán referente a los ángeles u otros, se convierte en incrédulo.

La creencia en los ángeles es una de las bases de la doctrina islámica.

Palabra de Dios:

“Él Apóstol cree en lo que le fue revelado por su Señor, y todos los fieles creen en Dios, en sus ángeles, en sus Libros y en sus apóstoles...”.  

EL FRUTO DE LA CREENCIA EN LOS ANGELES

Incrementa el sentimiento de la grandeza de Dios y se colma el de su misericordia. Porque delegó en los ángeles para pedir por los creyentes y pedir la indulgencia para ellos, tendrá cuidado de lo que es posible de desobediencia, cuando recuerda que ellos registran cuanto dice y hace. Será valiente en el combate pues sabe que ellos, con la anuencia del Señor de los mundos, les apoyarán en la lucha.

Trabaja para la gloria, para estar entre los que reciben la enhorabuena, y se aparta de las causas que conducen al fuego, para no ser de los reprochados.

Y, entre los frutos globales está el recoger su ejemplo, en cuanto a atenerse a la obediencia, a apartarse de la desobediencia y reforzar la parte angelical del hombre.

Se encuentra usted aquí