El Verdadero Musulmán Su Principal Objetivo Es Complacer A Su Señor

El musulmán sincero busca obtener la complacencia de Allah en todo lo que hace. No le interesa buscar la aprobación de otros, y de hecho puede incurrir en la ira y el odio de las personas en el curso de sus esfuerzos por ganar el favor divino. El Profeta dijo: 

"Quienquiera que busque la complacencia de Allah a pesar de disgustar a la gente, Allah se ocupará de él y lo protegerá. Pero quienquiera que busque la complacencia de la gente sin preocuparse de la ira de Allah, Allah lo abandonará al cuidado de la gente"[1] 

Por consiguiente, él mide todas sus acciones y, aunque contradigan sus deseos, busca lograr la complacencia de Allah, y se detiene o desecha cualquier práctica de acuerdo a eso. Así es como el musulmán tiene normas apropiadas, el Camino Recto le es claro, y evita caer en contradicciones ridículas obedeciendo a Allah en un asunto y desobedeciéndole en otro, o considerando algo Ĥarâm durante un año y Ĥalâl el próximo. No hay ningún lugar para contradicciones mientras las normas sean correctas y los principios legítimos. 

Uno ve a menudo a personas que oran consagradamente en la mezquita negociando en el mercado con Riba (usura o interés, sea poco o mucho), o descuidando las leyes de Allah para consigo mismos, sus esposas, hijos o cualquiera de aquellos que están bajo su cuidado, en el hogar, la calle, la escuela o el barrio. Estas personas están influenciadas por un mal entendimiento de la realidad del Islam, esta religión completa que en todos los asuntos dirige al musulmán hacia un propósito primordial que es la complacencia de Allah ¡Sea Él muy glorificado! Este gran propósito lleva al musulmán a medir todos sus actos preocupándose que no contradigan las normas establecidas por Allah. Entonces estas personas aparecen como ‘semi-musulmanes’: musulmanes de nombre solamente.

Esta personalidad desdoblada es uno de los más grandes peligros que los musulmanes están enfrentando actualmente


 [1] Transmitido por At Tirmidhi, Al Qadâ‘i e Ibn ‘Asâkir. Su Isnâd es Ĥasan

Se encuentra usted aquí