Evidencias De La Existencia De Un Creador

(3) Cómo el Corán usa sus aleyas (versos) para demostrar que el Creador es quien merece el Señorío y la Divinidad y la falsedad de todo lo que es adorado en lugar de Allâh 
 

El Corán usa los fenómenos del universo material como argumentos para debatir con los mushrikin (los politeístas) y establece la prueba contra ellos: 

(¿Acaso los incrédulos no reparan que los cielos y la Tierra formaban una masa homogénea y la disgregamos, y que creamos del agua a todo ser vivo? ¿Es que aún después de esto no creerán?

Y por cierto que afirmamos las montañas en la Tierra para que no se sacudiera, y dispusimos caminos para que viajéis por ellos.

E hicimos del cielo un techo, al cual contenemos para que no se desplome [sobre la Tierra], pero los incrédulos a pesar de ello se niegan a reflexionar en Sus signos.

Y Él es Quien creó la noche y el día, y dispuso que el sol y la luna recorran cada uno su órbita.) (Corán 21: 30-33) 

Él les muestra la naturaleza corrupta de sus creencias en sus dioses los cuales no poseen los atributos de la Soberanía o Dominio (Rubûbîah) y la Divinidad (Ulûhîah) qué los calificarían como merecedores del culto y de ser tomados como los dioses en lugar de Allâh, el Altísimo: 

(Di [¡Oh, Muhammad!]: ¡Alabado sea Allâh! La paz sea sobre Sus siervos elegidos. ¿Quién es mejor: Allâh o lo que Le asocian?

¿Acaso Quién creó los cielos y la tierra e hizo descender para vosotros agua del cielo, con lo cual hizo surgir jardines espléndidos cuyos árboles no hubierais podido hacer brotar vosotros [puede compararse a quien no es capaz de crear nada de eso]? ¿Acaso puede haber otra divinidad junto con Allâh? Realmente son desviados.

¿Acaso Quién hizo de la tierra un lugar firme, dispuso en ella los ríos, fijó las montañas y puso entre los dos mares una barrera [puede equipararse a quien no es capaz de crear nada de eso]? ¿Acaso puede haber otra divinidad junto con Allâh? Realmente que la mayoría no saben lo que hacen.

¿Acaso Quién responde al afligido cuando le invoca, alivia los pesares y hace que vosotros os sucedáis unos a otros en la tierra [puede equipararse a quien no es capaz de hacer nada de eso]? ¿Acaso puede haber otra divinidad junto con Allâh? Realmente son pocos los que reflexionan.

¿Acaso Quién os guía en la oscuridad [de la noche] por la tierra y el mar, y envía los vientos que traen las lluvias como una misericordia [puede compararse a quien no es capaz de hacer nada de eso]? ¿Acaso puede haber otra divinidad junto con Allâh? Allâh está por encima de lo que Le asocian.

¿Quién origina la creación y luego la reproduce, y Quién os sustenta [con las gracias] del cielo y de la tierra [puede compararse a quien no es capaz de hacer nada de eso]? ¿Acaso puede haber otra divinidad junto con Allâh? Di: Presentad vuestra prueba, si es verdad lo que decís.) (Corán 27: 59-64) estas aleyas (versos) nos explican como sus supuestos dioses no merecen ser adorados, ya que Allâh solo es el Creador de los cielos y la tierra, sólo El es Quien hace descender la lluvia del cielo y hace brotar los jardines que refrescan el alma y son un deleite para la vista. Él es Quien ha hecho de la Tierra una morada estable, ha puesto ríos en su medio, y ha colocado montañas firmes en ella… Él es quien merece verdaderamente la adoración.  

Debemos usar este tipo de evidencia al confrontar a los incrédulos y ateos, porque los Mensajeros han usado mucho esta evidencia. Ibrâhîm (Abraham) (que la Paz de Allâh sea con él), el amigo íntimo del Más Misericordioso, debatió con aquél ateo y estableció la prueba contra él usando este tipo de evidencia, dejándolo perplejo y sin palabras con que refutar: 

(¿Acaso no has reparado [¡Oh, Muhammad!] en quien discutió con Abraham acerca de su Señor valiéndose del poder que Allâh le había concedido? Dijo Abraham: Mi Señor es Quien da la vida y la muerte; le replicó: Yo también doy la vida y la muerte. Dijo Abraham: Por cierto que Allâh hace que el sol salga por el oriente, haz tú que salga por el occidente. Entonces, el incrédulo quedó desconcertado. Y Allâh no guía a los inicuos.) (Corán 2: 258) 

Mûsâ [Moisés (que la Paz de Allâh sea con él)], el hombre que habló con Allâh, usó el mismo argumento cuando confrontó al tirano de su época, Fir’aûn (Faraón). Musa se mantuvo produciendo evidencia tras evidencia hasta que Faraón se quedo sin argumentos, y finalmente recurrió al uso de amenazas: 

(Preguntó el Faraón: ¿Qué es el Señor del universo?

Dijo [Moisés]: Es el Señor de los cielos, la Tierra y todo lo que hay entre ellos. ¿Es que no os convencéis de ello?

Dijo [el Faraón] a quienes estaban en torno a él: ¿Habéis oído?

Agregó [Moisés]: Él es vuestro Señor, y también el Señor de vuestros ancestros.

Dijo [el Faraón a su pueblo]: En verdad, el Mensajero que os ha sido enviado es un demente [y no responde lo que le pregunto].

[Moisés] Prosiguió: Él es el Señor del oriente y del occidente, y de lo que hay entre ambos. ¿Es que no razonáis?

Dijo [el Faraón]: Si adoptas otra divinidad que no sea yo te encarcelaré) (Corán 26: 23-29) 

Esta metodología es la que siguieron todos los Mensajeros al presentar las evidencias. Veamos Sûrat Ibrâhîm [versos 9 y 10] y leamos acerca de lo que las naciones que desmintieron a sus mensajeros; el pueblo de Nûh (Noe) y 'Ad y Zamûd, y aquéllos que vinieron después de ellos, dijeron, y reflexionemos sobre cómo los Mensajeros les contestaron diciendo:  

(Sus Mensajeros les respondieron: ¿Acaso tenéis duda acerca de Allâh, creador de los cielos y la Tierra?… ) (Corán 14: 10) 

Ellos probaron la veracidad de su llamada refiriéndose al hecho que Allâh, el Altísimo, es el Creador de los cielos y la tierra. 

El Kufr (el escepticismo, la incredulidad) es reprensible y extraño ante tan claras pruebas 

De aquí que el Corán haga una pregunta que indica cuan extraña es la actitud escéptica de los incrédulos siendo que las pruebas y evidencias son tan claras: 

(¿Cómo osáis no creer en Allâh siendo que no existíais y os dio la vida, luego os hará morir y finalmente os resucitará y a Él seréis retornados? ) (Corán 2: 28) y en otra aleya, pregunta: 

(¡Oh, hombres! ¿Qué os sedujo para que os apartaseis de vuestro Señor Generoso?

Quien os creó y os dio una bella conformación

Y dispuso para vosotros la figura que quiso.) (Corán 82: 6-8) 

El resultado de la observación y meditación del hombre sobre si mismo y el universo que lo rodea es que éste se vuelve a su Creador y lo Glorifica. Por esto, es extraña la actitud de los incrédulos quienes a pesar de las pruebas descreen y niegan eso. 

(¿Qué os sucede que no teméis la grandeza de Allâh?

Él os creó en etapas sucesivas.

¿Acaso no habéis visto cómo Allâh ha creado siete cielos superpuestos?

Puso en ellos la luna para que reflejase la luz y el sol como lámpara [para que la generase].

Allâh os creó de la tierra.

Después os hará volver a ella [al morir], y os hará surgir nuevamente de ella [el Día del Juicio]) (Corán 71: 13-18) 

Categoria:

Se encuentra usted aquí