Derecho a no obedecer ordenes contrarias a los mandamientos divinos

Es derecho del hombre ante toda autoridad impía, empezando por el cónyuge o padre, extendiéndose a las autoridades gubernamentales cuando su orden es contraria a la creencia o ley islámica. El Altísimo dijo:  

وإن جاهداك على أن تشرك بي ما ليس لك به علم فلا تطعهما وصاحبهما في الدنيا معروفا واتبع سبيل من أناب إلي ثم إلي مرجعكم فأنبئكم بما كنتم تعملون

«Pero, si te insisten en que Me asocies algo de lo que no tienes conocimiento, ¡no les obedezcas! En la vida de acá ¡pórtate amablemente con ellos! ¡Sigue el camino de quien vuelve a Mí arrepentido! Luego, volveréis a Mí y ya os informaré de lo que hacíais.»     (Corán, 31:15).

El honorable profeta dice:  

«No se obedece a un creado desobedeciendo al Creador.»15

También dijo:  

«La obediencia es en lo lícito.»16

Este derecho es exclusivo de la ley islámica y no ú, tiene ley alguna.  

La obediencia a los padres es deber del hijo derecho de los padres; pero los límites de esta obediencia están condicionados por estar acorde a la ley islámica en favor de la comunidad musulmana sin corromper tierra ni las relaciones humanas.  

La obediencia del Jefe del Estado es deber ejecutar sus órdenes es su derecho siempre y cuando no  dañan los intereses de la nación o traicionan sus principios, agraden sus sistemas o despilfarran sus bienes.  


15. Transmitido por Ahmad.
16. Transmitido por Bujari y Muslim.

Se encuentra usted aquí