Nombres de Dios

AL-HÁQQ (LA VERDAD)

AL-HÁQQ (LA VERDAD)

Él es la Verdad en Su esencia y atribu­tos, Él es la más necesaria de las existencias, Él es lo que toda la existencia necesita para existir. Él es quien fue y es descrito con magnificencia, belleza y perfección. Él es quien fue y es conocido como Bene­factor. Su palabra es la verdad, Sus mensajeros son la verdad, Sus libros son la verdad, Su religión es la verdad, adorarlo solo a Él es la verdad, todo lo que se relacione con Él es la verdad. Esto se debe a que Alá es la Verdad y todo lo que se le suplique a otros es falso. Porque Alá es el Altísimo, el Supremo.

AL-HAADI (EL DIRECTOR), AR-RASHÍD (EL GUÍA)

AL-HAADI (EL DIRECTOR), AR-RASHÍD (EL GUÍA)

Él es Quien guía y dirige a Sus siervos hacia lo beneficioso y los aleja de lo perjudicial. Él es el que les enseña lo que no sabían y los guía firmes por el camino correcto. Él es Quien inspira sus corazones con temor devocional, piedad y los hace penitentes y respetuosos de Sus mandamientos.

AL-WÁASI’ (EL VASTO, EL AMPLÍSIMO)

AL-WÁASI’ (EL VASTO, EL AMPLÍSIMO)

Él es el Vasto con respecto a Sus atribu­tos y cualidades y a aquellas cosas relacionadas con ellos - esto desde el punto de vista que nadie puede enumerar Sus alabanzas tal como Él se lo merece, sino que Él es como se alaba a Sí Mismo. Él es Vasto en grandeza, autoridad y dominio, Vasto en otorgar gracia y bien, y Vasto en bondad y nobleza.

AL-ÁWWAL (EL PRIMERO), AL-ÁAJIR (EL ÚLTIMO), ADH-DHAAHÍR (EL MANIFIESTO), AL-BAATÍN (EL OCULTO)

AL-ÁWWAL (EL PRIMERO), AL-ÁAJIR (EL ÚLTIMO), ADH-DHAAHÍR (EL MANIFIESTO), AL-BAATÍN (EL OCULTO)

Él Profeta explicó estos nombres de ma­nera clara y concisa al dirigirse a su Señor:

“Tú eres el Primero, no hubo nadie antes de Ti. Tú eres el Último, nadie vendrá después de Ti. Tú eres el Ma­nifiesto, no existe nadie por encima de Ti. Tú eres el Oculto, nada está cerca de Ti”.

AL-KAAFÍ (EL SUFICIENTE)

AL-KAAFÍ (EL SUFICIENTE)

Él es el que les provee a Sus siervos todo lo que necesitan. Él es el Suficiente, en sentido específico, de aquellos que creen en El, que depositan en Él su confianza, y que buscan satisfacer en Él sus necesidades mundanas y religiosas.

AL-QARÍB (EL CERCANO), AL-MUYÍB (EL QUE RESPONDE)

AL-QARÍB (EL CERCANO), AL-MUYÍB (EL QUE RESPONDE)

Él, Exaltado sea, está cerca de todos, siendo esta cercanía de dos tipos:

La cercanía general que significa que Su ser está cerca de todos con respecto a Su Conocimiento, Atención, Omnividencia y Omnioyencia.

La cercanía específica a Sus siervos creyentes, aquellos que Le piden y Lo aman. La realidad de este tipo de cercanía no puede ser comprendida; lo único que vemos son sus efectos resultantes - la bondad hacia Sus sier­vos, el cuidado que tiene hacia ellos y Su firme guía por el camino correcto...

ASH-SHAAKIR (EL QUE RECONOCE Y RECOMPENSA EL BIEN), ASH-SHAKUR (EL QUE APRECIA)

ASH-SHAAKIR (EL QUE RECONOCE Y RECOMPENSA EL BIEN), ASH-SHAKUR (EL QUE APRECIA)

Él es Quien reconoce y recompensa aún el acto más pequeño, y perdona los pecados aunque sean enormes. Él es Quien multiplica las recompensas de Sus siervos sinceros sin medida. Él es Quien reco­noce y recompensa a quienes Le agradecen y recuerda a quienes Lo recuerdan. Quien busque acercarse a Él haciendo buenas acciones, Alá lo acercará aún más.

AL-HALÍM (EL TOLERANTE)

AL-HALÍM (EL TOLERANTE)

Él es Quien otorga favores, tanto externa como internamente a Su creación a pesar de sus mu­chos actos de desobediencia y trasgresión. Él es bon­dadoso con quienes le desobedecen y los censura para que puedan arrepentirse, así como les da tiempo para que alcancen el remordimiento.

AL-GHANÍ (EL AUTOSUFICIENTE, EL RICO), AL-MUGHNI (EL SUFICIENTE)

AL-GHANÍ (EL AUTOSUFICIENTE, EL RICO), AL-MUGHNI (EL SUFICIENTE)

Él es Autosuficiente, completa e ilimita­damente, es Perfecto en su esencia y atributos. No tiene ningún tipo de deficiencia; no es posible que sea otra cosa que Autosuficiente, pues la autosuficiencia es una de las consecuencias necesarias de Su Esencia. De igual manera, no es posible que sea otra cosa que el Creador, el Todopoderoso, el Proveedor del bien. Él no necesita nada ni nadie, Él es el Autosuficiente en cuya mano se hallan los tesoros de los cielos y la tierra, y los tesoros de esta vida y del más allá,

AL-FA’AALU-LIMAA IURÍD (EL QUE HACE LO QUE DESEA)

AL-FA’AALU-LIMAA IURÍD (EL QUE HACE LO QUE DESEA)

Esto se debe a la perfección de Su poder y la implementación de Su voluntad, deseo y decreto; así, Él puede hacer cualquier cosa que desee, lo hace, y no existe nadie que pueda impedírselo. En Sus accio­nes no tiene asistente ni apoyo alguno, sino que cuando desea algo, basta con que diga “¡Sea! Y es”. A pesar de que Él hace lo que desea, Sus actos de voluntad se rea­lizan según Su sabiduría y alabanza. Tiene capacidad y poder perfectos, con la implementación de Su voluntad con una sabiduría completa que todo lo abarca.

Suscribirse a RSS - Nombres de Dios

Se encuentra usted aquí