¿Cómo Protege El Islam A La Mujer De La Violencia Doméstica?

Una de las tareas principales emprendidas tras el Islam es la protección de la vida humana contra la desintregración, el desorden, el maltrato y la violencia en todas sus formas, mediante leyes y valores éticos racionales.

En el Islam la familia es la piedra angular del edificio social y la que organiza, dirige y apoya el orden de la sociedad.

La vida familiar, desde el punto de vista islámico es fuente de felicidad, amor y afecto, potenciándose el compañerismo y seguridad espirituales entre los esposos y los niños.

En el Islam, la mujer tiene una posición de honor, un alto grado de respeto como individuo y como elemento imprescindible en la sociedad de la que forma parte en todas sus facetas. Además de sus derechos civiles y legales, goza de este respeto, del amor y el afecto que más merece. La mujer como hija, como esposa-compañera, como madre y como mujer que es, está considerada la reina de la sociedad. Por ello, un derecho que nos ha sido otorgado por Al.lah (Dios) no puede sernos arrebatado por los hombres.

El Islam llegó a atender sus inquietudes psicológicas, espirituales o afectivas y también sus necesidades físicas, en las que se incluyen las sexuales, pues para el Islam la Sexualidad es una necesidad básica del ser humano, ya sea mujer u hombre.

Se prohibieron los malos tratos y cualquier forma de violencia física o psíquica. Más de ochenta ayas (versículas) del Corán tratan sobre estos temas.

El profeta Mohammad (S.A.S.) afirma que el mejor musulmán es aquel que mejor se comporta con su familia: "El más perfecto en fé de entre los creyentes es aquel que es el más bondadoso y trata mejor a su esposa.". Es un deber, pues para el marido armonizar con su esposa, de forma equitativa y amable. Debe tratarla con justicia, respetar sus sentimientos, complacerla gentilmente y considerarla siempre. No debe la mujer recibir animadversión alguna ni ser sometida a ansiedades ni incertidumbres.

Muhammad (S.A.S.), en su último sermón durante la peregrinación dijo: "¡Vosotros! Tenéis derechos sobre vuestra esposa y vuestra esposa tiene derecho sobre vosotrso. Tratad a vuestra esposa con amor y gentileza."

Así los papeles del hombre y la mujer se complementan como pareja. Derechos y responsabilidades de ambos sexos son iguales y equilibrados en su totalidad.


Centro Cultural Islámico en Valencia

Se encuentra usted aquí