El Velo y la Vida Moderna

¿Es Verdad que el Velo de la Mujer no Coincide con la Vida Moderna?

1- Es sabido que cada comunidad tiene su carácter especial y sus costumbres particulares en la comida, la bebida, el vestido, el hogar, etc. Todo ello refleja la cultura y la creencia de cada nación que son - y seguirán siendo - diferentes hasta el fin del mundo. Como es natural, lo que conviene a una comunidad puede que no convenga a otra. Así que, por ejemplo, la mujer en la India tiene un uniforme especial (el Sari), usado a todos los niveles, desde la mujer normal hasta la ex jefa del gobierno Indira Gandhi, y que aunque puede ser poco práctico, no ha sido criticado en los países occidentales ni se dijo que estorba a las mujeres indias de trabajar y producir.

2- Por otra parte, la mujer europea, hasta los principios del siglo XX, cubría en general su cabeza y se ponía una ropa larga sin ser reprochada por ello. A partir de entonces, empezó a desarrollar y modernizar su vestido hasta llegar a la forma actual que no se somete a ningún criterio y que puede cambiarse en el futuro según las invenciones de las casas de moda.

3- Respecto a la mujer musulmana, el Islam no impone ninguna forma para su vestimenta. Sólo recomienda el decoro general de su apariencia para que no sea objeto de atracción y para evitar las molestias de los hombres. No es verdad que la vestidura islámica estorba la mujer en el trabajo porque en todos los organismos del estado trabajan muchísimas mujeres de diferentes edades sin que su uniforme las estorbe, sino trabajan de una manera normal, exactamente como sus compañeras que no se ponen el velo. Es una pretensión, pues, inconcebible e infundada.
La verdad es que los occidentales quieren que sus valores, tradiciones y costumbres sean los dominantes en todo el mundo, algo que va contra la lógica y la naturaleza, ya que cada comunidad, como hemos dicho, tiene sus particularidades en todos los aspectos de la vida. La mujer musulmana, pues, tiene derecho, al igual que la india y la europea, a conservar su carácter especial y sus tradiciones particulares.

4- En la época moderna existen mujeres musulmanas que ocupan muy altos cargos y, con el uniforme islámico, asumen tan perfectamente sus responsabilidades. Benazir Buto, por ejemplo, ex jefa del gobierno de uno de los más grandes países islámicos (Pakistán) se ponía un uniforme muy próximo al islámico, y también la jefa del gobierno de Bangladesh, con semejante uniforme y nadie ha pretendido que su vestimenta las estorbaba en ejercer sus funciones.

Categoria:

Se encuentra usted aquí