La Verdadera Musulmana Evita Juntarse Libremente Con Los Hombres

La verdadera creyente evita juntarse con los hombres tanto como le sea posible. No los busca ni lo seduce. De esa manera, sigue el ejemplo de timah, la hija del Profeta , las esposas del Profeta, las mujeres de los Salaf (los Sahâbah y los Tabi‘în), y aquellas que siguieron su camino con sinceridad.

    El daño que puede ocasionar a ambos sexos el interactuar libremente es algo obvio para la mujer musulmana. Pero ahora también se está volviendo claro para los liberales que han practicado la libre interacción en su escala más amplia. Ellos percibieron que esto conduce a una caída en los niveles de educación, por eso ahora han comenzado a separar a los estudiantes varones y a las mujeres en algunas universidades e institutos de educación. Hace poco tiempo, un grupo de los más grandes educadores musulmanes visitaron Europa, América y Rusia, atestiguando esta separación. Por ejemplo el profesor Ahmad Mudhhir Al ‘Adhamah, enviado por el Ministerio de Educación a Bélgica, visitó un cierto número de escuelas. En una de sus visitas a una escuela primaria para niñas, le preguntó a la directora: "¿Por qué no juntan a los niños y a las niñas en este nivel de educación?" Ella contestó: "Nos dimos cuenta del daño que producen a los niños y a las niñas los cursos mixtos en el ámbito primario".

    Hubo noticias de que en Rusia llegaron a una conclusión semejante y establecieron dependencias segregadas de universidades donde los estudiantes no se mezclan.

    En Estados Unidos existen más de 170 dependencias de universidades en las cuales estudiantes varones y mujeres no se mezclan. Éstas fueron establecidas porque los educadores y supervisores se dieron cuenta del perjuicio causado por los cursos mixtos, aún en una sociedad que está acostumbrada a mezclarse en todas las áreas de la vida social.

    Las evidencias de los perjuicios causados en los cursos mixtos son demasiado vastas para ser enumeradas aquí. Todo esto apunta a la sabiduría del Islam de poner fin a la libre interacción entre hombres y mujeres, y proteger las sociedades musulmanas, que se adhieren a la guía islámica, de sus efectos destructivos y nocivos.

Se encuentra usted aquí