La Verdadera Musulmana No Permanece A Solas Con Una Persona Extraña

La obediencia a Allah  y a Su Mensajero sólo puede ser alcanzada siguiendo sus mandatos y manteniéndose alejada de lo prohibido. Una manera, por la cual la musulmana obedece a Allah y a Su Mensajero es no permaneciendo a solas con un extraño (aynabi), es decir un hombre con el que no tiene lazos de parentescos, porque hacer esto es un acto harâm, de acuerdo al consenso de los sabios sobre las bases del Hadîz:

"Un hombre no se debe permanecer solo con una mujer, a menos que esté un mahram junto a ella, y una mujer no debe viajar sin (la compañía de) un mahram." Un hombre se levantó y dijo: ¡Oh, Mensajero de Allah! Mi esposa ha emprendido el hayy y yo me alisté por tal razón en una expedición militar." Él dijo: "Ve y realiza el hayy con tu mujer."[1]

   El mahram es aquel hombre con el cual a una mujer le está prohibido contraer matrimonio siempre, tales como: su padre, hermano, tío paterno o materno, etc.

   El aynabi o "extraño" es un hombre a quien el matrimonio le está permitido en principio, aunque fuera un pariente, especialmente el hermano del marido y otros parientes cercanos similares. A la mujer, le está vedado permanecer a solas con todos ellos, ya que el Profeta  dijo:

"Guardaos de entrar donde las mujeres." Un hombre de los Ansâr le preguntó: "¡Oh, Mensajero de Allah! ¿Qué hay acerca del cuñado?" Él respondió: "El cuñado es la muerte."[2]

   El cuñado es tanto el hermano del esposo como otros parientes cercanos por el matrimonio. Las palabras del Profeta: "El cuñado es la muerte", significan que el mal es más probable que suceda en estas moradas que en cualquier otra parte, debido a la tranquilidad con la que el cuñado entra a la casa de su hermano. La palabra "muerte" es utilizada para enfatizar y también como una aguda advertencia, pues sentarse a solas con un cuñado puede conducir a la inmoralidad, y a consecuencias calamitosas, que podrían llevar a la muerte.

   La fiel musulmana no cae en dichos errores, cometidos por tanta gente negligente de hoy en día.


[1]  (Al Bujâri y Muslim). Ver Sharh As Sunnah, 7/18, Kitâb al hayy, bâb al mar'ah la tajruy illa ma‘a mahram.
[2] (Al Bujâri y Muslim), Ver Sharh As Sunnah, 9/26, Kitâb an nikâh, bâb an nahi ‘an an iajlu ar rayul bi al mar'ah al aynabiiah.

Se encuentra usted aquí