EL PASO HACIA EL PARAÍSO: Lo Que Dios –Alabado Sea- Dispone Como Recompensa A Los Creyentes En El Paraíso

EL PASO HACIA EL PARAÍSO
Dichos De Muhammad El Enviado De Dios
El-Imam Al-Nawawi
CAPÍTULO 288
Lo Que Dios –Alabado Sea- Dispone Como Recompensa A Los Creyentes En El Paraíso

Dios -alabado sea- dice:
"Los que temen a Dios estarán en­tre jardines y arroyos; “¡Entrad en ellos, seguros y en Paz!". Y haremos desaparecer de sus pechos todo resentimiento y asi serán como hermanos sentados en divanes, unos frente a otros; la fatiga no les alcanzará ni serán nunca expulsados de allí". El Sagrado Corán (15: 45-46)

1014. Yaber (que Dios esté com­placido de él) narró que el Enviado de Dios (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) dijo: "Los mora­dores del Paraíso comerán y be­berán allí, pero no depondrán ni orinarán, ni tendrán mocos. Aquel­la comida se reducirá a eructos, que será como si fuera exhalación de almizcle. Les serán inspiradas las alabanzas y las magnificencias a Dios, lo mismo que la respiración".

1015. Abu Huraira (que Dios esté complacido de él) narró que el En­viado de Dios (la paz y las bendi­ciones de Dios sean con él) dijo: "Dios -alabado sea- dice: "He dis­puesto para los virtuosos de entre Mis siervos lo que nunca vio un ojo, oyó un oído ni fue pensado por ser humano alguno. Y recitad si que­réis: Nadie alcanzará a saber cuan­ta felicidad les será reservada. Es la recompensa por sus obras”.

1016. Al Muguira Ibn Ch’uba (que Dios esté complacido de él) narró que el Enviado de Dios (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) dijo: "Moisés (la paz y las bendi­ciones de Dios sean con él) preguntó a su Señor: ¿Quién, de entre los moradores del Paraíso, tendrá el menor de los grados?.
Respondió: "Este será un hombre que llegará una vez que hayan en­trado en el Paraíso todos sus mora­dores y, se le dirá: ¡Entra en el Paraíso! Y, el dirá: ¡Señor! ¿Cómo hacerlo cuando toda la gente ocu­paron sus respectivos lugares y accedieron a sus propias recompen­sas?.
Entonces, se le dirá: ¿Estarás satisfecho con que tengas los bienes de un rey de entre los reyes de la vida mundana?.
Responderá: ¡Oh Señor! Estoy satisfecho.
Y, se le dirá: Tendrás todo esto y diez veces más, y tendrás también todo cuanto desee tu espíritu y puedan gozar tus ojos".
Dirá: ¡Oh Señor! Estoy satisfe­cho!
Moisés, volvió a preguntar: ¡Señor! Y ¿los del grado más alto?.
Dijo: "Para aquellos a quienes he amado, he sembrado sus recompensas con Mis propias manos, sellándolos. Estas recompensas serán lo que jamás vio un ojo, oyó un oído o fue imaginado por mente humana alguna".

1017. Ibn Mas'ud (que Dios esté complacido de él) narró que el En­viado de Dios (la paz y las bendi­ciones de Dios sean con él) dijo: "Conozco al último en salir del In­fierno de entre sus moradores y al último en entrar en el Paraíso, de entre sus moradores: Es un hombre que saldrá a gatas del Infierno y, Dios -alabado y glorificado sea- le dirá : ¡Ve y entra en el Paraíso!.
Cuando llega hasta el Paraíso, se imaginará que éste se encuentra repleto. Por ello, regresará y dirá: ¡Señor! lo encontré repleto.
Pero, Dios -alabado y glorificado sea- le responderá: ¡Ve y entra en el Paraíso! Una vez de vuelta, se imaginará otra vez que el Paraíso se encuentra repleto. Por ello, reg­resará y dirá: ¡Señor, lo encontré repleto. Entonces, Dios -alabado y glorificado sea- le dirá: "¡Ve y entra en el Paraíso! Pues allí tendrás para ti diez veces más de los que era toda la vida mundana".
Y, el hombre preguntará: ¡Señor! ¿Acaso te burlas o te ríes de mi, cuanto Tu eres el Rey?.
Ibn Mas'ud prosiguió en su nar­ración: En aquellos momentos vi reír al Enviado de Dios (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) hasta que se le vieron sus dientes y, dijo: Pues este es el de menor gordo en el Paraíso".

1018. Abu Sa'id Al Judrí (que Dios esté complacido de él) narró que el Profeta (la paz y las bendi ciones de Dios sean con él) dijo: En el Paraíso se encuentra un árbol, el cual no podrá ser recorrido por un jinete sobre una yegua ligera y veloz, ni siquiera en cien años".

1019. Sahl Ibn Sa'd (que Dios este complacido de él) narró: estuve presente en la reunión cuando el Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) describió el Paraíso. Al terminar sus palabras dijo: "Allí habrá lo que jamás vio un ojo, oyó un oído, ni fue imaginado por la conciencia de ningún ser humano.
Luego recitó: "Evitan permanecer en sus lechos para implorar a su Señor, con temor y con esperanzas. Y, ofrecen caridad de lo que les he­mos proveído. Nadie sabe cuanto sosiego se les reserva, en recom­pensa por sus obras".

1020. Abu Sa'id Al Judrí (que Dios esté complacido de él) narró que el Enviado de Dios (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) dijo: "Dios, Todopoderoso, dirá a los moradores del Paraíso: ¡Oh mora­dores del Paraíso!.
Entonces responderán: ¡Henos aquí Señor! Respondiendo a Tu lla­mada y generosidad. Pues toda la bondad se encuentra en Tus ma­nos.
Dirá: "¿Estéis satisfechos?.
Responderán: ¡Oh Señor! ¿Y cómo no vamos a estar satisfechos? Cuando nos concediste lo que no has concedido a nadie de Tus cria­turas.
Dirá: ¿Queréis que os conceda algo mejor que esto?.
Responderán ¿Qué es lo que sería mejor que esto?
Dirá: Que os conceda Mi complacencia eternamente. De este modo, nunca jamás me enojaré con vosotros".

1021. Suhaib (que Dios esté com­placido de él) narró que el Enviado de Dios (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) dijo: "Cuando los moradores del Paraíso entren allí, Dios -alabado sea- dirá: ¿Deseéis algo más?.
Responderán: ¿Acaso no nos concediste la felicidad y el Paraíso y nos salvaste del Fuego?.
Será entonces cuando sea retira­do el Velo. Nada más complaciente habrán recibido como el de contem­plar a su Señor."

Selección y Prologo: Prof. Dr. M.M Al-Azami
Traducción de texto: Ahmed M. Safi

Se encuentra usted aquí