La Verdadera Musulmana No Estrecha La Mano De Un Hombre Que No Es Mahram

Es algo natural que una musulmana que no se mezcla con hombres no desee estrechar la mano de alguien que no sea su mahram, en conformidad con la enseñanza y ejemplo del Profeta . Al Bujâri informa que ‘Â'ishah  dijo:

"Cuando las creyentes emigraban hacia el Profeta , él las examinaba y las ponía a prueba, de acuerdo con la aleya: [¡Oh, creyentes! Cuando mujeres creyentes emigren a vosotros, examinadlas [para que se os evidencie su sinceridad]...] (60:10)"

   A cualquiera que acepte estas condiciones exigidas a las creyentes, le habrá aceptado su bai‘ah. Cuando el Mensajero de Allah aceptó sus palabras, les dijo: “Vosotras podéis marcharos ahora, pues ciertamente he aceptado vuestro bai‘ah”. ¡Por Allah! Las manos del Profeta nunca tocaron la mano de una mujer; él solamente aceptaba su bai‘ah de palabra. ¡Por Allah! Él no puso otra condición a las mujeres más que aquellas que Allah  le había impuesto, y cuando confirmaba el bai‘ah él decía: “He aceptado vuestro bai‘ah por vuestras palabras (verbalmente)”.[1]


[1]  Fath Al Bâri', 9/420, Kitâb at talâq, bâb idhâ aslamat al mushrikah au an nasrâniiah tahtu adh dhimmi au al harbi.

Se encuentra usted aquí