¿Porqué Son Varias Las Esposas Del Profeta?

¿Porqué Son Varias Las Esposas Del Profeta?

1- Es bien sabido que el Profeta se casó con Jadiya a los veinticinco años, teniendo ella alrededor de cuarenta años, siendo el Profeta el tercer esposo, ya que se había casado antes dos veces. Jadiya se quedó coma esposa única del Profeta a lo largo de veintiocho años hasta que se murió. La fidelidad del Profeta hacia su primera esposa siguió después de su muerte hasta el punto de causar posteriormente los celos de otras esposas.

2- La vida e historia del Profeta demuestra, sin ninguna duda, que en ningún momento era sensual o instintivo, ni antes ni después de recibir el Mensaje. Además, no es lógico que un hombre de más de cincuenta años de edad se convierta repentinamente en un esclavo de sus instintos. Si el Profeta fuera así, habría tenido para ello oportunidad durante su juventud, mas, era conocido por la castidad y pureza. Además, la única mujer virgen con quien se casó era A’sha, y la mayoría de las otras esposas eran viudas y su casamiento con ellas era por motivos nobles y humanos o por orden divina y no por el instinto sexual.(1)

3- Después de los cincuenta años se casó con Sawda bint Zam’a, viuda de uno de sus compañeros y conocida por su limitada belleza y riqueza. Su casamiento con ella era para cuidarse de una viuda que, después de la muerte de su esposo, se quedó sin ningún amparo. Su casamiento con A'isha y Hafia era para reforzar las relaciones con sus padres, sus dos principales compañeros Abú Bakr y `Umar.

4- En cuanto a Umms Salama, es sabido que se quedó viuda de su primer esposo, quien murió a consecuencia de sus heridas en la batalla de Uhud. Cuando el Profeta se presentó para pedirla en matrimonio, se excusó por su avanzada edad, pero él la consoló y se casó con ella por razones meramente humanas.
Otra de las esposas del Profeta es Ramla Bint Abi Sufyán, quien emigró con su primer esposo a Abisinia. Éste, estando allí, se convirtió al cristianismo y la abandonó sin ningún amparo. Debido a ello el Profeta mandó al Negus pidiéndola en matrimonio a fin de salvarla del exilio y de los suyos que esperaban su vuelta para castigarla por haber adoptado al Islam, y también con el fin de ganarse la simpatía de su padre, uno de los principales dignatarios de la Meca.

Llegamos a Yuwayriya Bint al-Hárit quien cayó prisionera en poder de los musulmanes en la batalla de Bani-l-Mustalaq. Siendo hija del jefe de su tribu, el Profeta la honró, la liberó -casándose con ella- y pidió que los musulmanes liberaran a todas las prisioneras y así fue.

Otra es safiyya Bint Huyayy, una judía, hija del jefe de la tribu judía de Bani Qurayza. Fue también cautiva y el Profeta la dejó elegir entre volver a los suyos o liberarla y casarse con ella, por lo que optó por la segunda(2)

5- Respecto al casamiento del Profeta con su prima Zaynab Bint Yahs, este matrimonio era totalmente legislativo. Zaynab estaba casada con Zayd B. Hárita que era al principio hijo adoptivo del Profeta y que luego repudió a su mujer. Según la tradición preislámica de los árabes, el hombre no podía casarse con la divorciada, o viuda, de su hijo adoptivo. Luego recibió el Profeta la revelación que prohíbe la adopción y anula la costumbre árabe. Y para confirmar la nueva legislación. Dios ordenó al Profeta que se casara con la divorciada de quien era su hijo adoptivo. Dice el Corán al respecto: "Cuando Zayd hubo terminado con lo que le unía a ella, te la dimos como esposa para que los creyentes no tuvieran ningún impedimento en poder casarse con las mujeres de sus antiguos hijos adoptivos, siempre que éstos hubieran terminado lo que les unía a ellas. La orden de Dios es un hecho" (Sura 33, vers. 37).


(1) Véase nuestra obra "El Islam en el espejo del pensamiento occidental, pp. 31-42.
(2) Véase al respecto: 'Abbás al- ‘Aqqád, Verdades del Islam y falsedades de sus adversarios, el Cairo 1957, pags. 192 y ss.

Categoria:

Se encuentra usted aquí