Los Sistemas de Gobierno en el Islam Parte # 2

PRIMERA CUESTION: LA POSTURA DEL ISLAM ANTE LA ESCLAVITUD.

No necesitamos recordar lo que hubo en los estados de la antigüedad, en el trato salvaje de los estados hacia los esclavos privándoles de todos los derechos y en los medios de esclavización que son aplicables algunas veces a los mismos conciudadanos convirtiéndoles en esclavos; todas las naciones de oriente y occidente estaban de acuerdo en eso, ya sea en la antigüedad o actualidad; incluso Aristóteles clasificó la especie humana en libres y esclavos, y la Enciclopedia Francesa del siglo XIX mencionó como virtud de la esclavitud refinar la ética de la gente; esta es la teoría en la cual se basaron los estados europeos para colonizar los pueblos y naciones débiles poniendo como pretexto la civilización y el progreso de estos. Exponer estos detalles se nos haría muy largo; nuestro objetivo es presentar la legislación humana que impuso el Islam sobre la esclavitud, la cual condujo a abolirla totalmente una vez que realizó la meta pretendida por esta legislación. Primero el Islam abolió todos los tipos de esclavitud que tuvieron vigencia anteriormente: el de la piratería y secuestros, el de la ley del serf (siervo) es decir, esclavos de las tierras cultivables; también abolió las leyes que privaban de libertad a la persona; etc... Prohibió todas estas, permaneciendo vigentes sólo la esclavitud por prisioneros de guerra, obligada por las circunstancias temporales.

El hecho de abolir la esclavitud en unos de los tipos mencionados constituía una gran reforma que no tenía precedente en ninguna otra legislación antes del Islam, y ¿cómo abolirla en todas sus formas? Por eso se debe reconocer que el Islam fue el primero en poner la primera piedra angular en la ley de abolir la esclavitud en el mundo entero; antes de los últimos XIV siglos de la era islámica no hubo ningún pensador ni legislador que se le pasara por su mente el plantear esa cuestión, criticándola o impugnándola.

En el Islam permaneció vigente la esclavitud de guerra no reconociéndola su legislación, sino que la consideraba una gestión temporal mientras que esperaba que se elevara la moral de las naciones y pueblos y revivieran las conciencias de los responsables de los estados que le combatían cautivando a sus hombres, mujeres y niños en grandes sumas, convirtiéndoles en esclavos que recibían los más crueles de los tratos, tomándolos como adquisiciones injustas que no inspiraban compasión ni misericordia; por ello es imprescindible que los musulmanes conserven el principio de reciprocidad ante sus adversarios, tomando prisioneros para esclavizarles por las circunstancias que obligaron a ello.

El decir- circunstancias obligadas a ello, es un principio de la tolerancia de la legislación del Islam en este tema, ya que cuando no existieron estas circunstancias toleró esta legislación, al responsable del estado del califato, es decir, el estado islámico, que aceptara el rescate de aquellos prisioneros o liberarles sin rescate; esta gran iniciativa influyó mucho en combatir la esclavitud por lo que se apreció la gran distancia de humanismo del estado islámico en relación con otros estados, el cual emprendió esa actitud desde el primer día de su fundación; esta teoría viene confirmada por el Sagrado Corán que dice: "Hasta que le hayáis desbaratado, encadenad a los supervivientes; ya sea que les perdonéis luego por generosidad o mediante rescate. Aguardad a que la guerra haya terminado ¡Esta es la orden!"[1] Esta teoría adquirió luego un carácter legal y se aplicó en muchas circunstancias para favorecer a los esclavos; los jurisprudentes del Islam se basaron en el deseo del legislador, el legislador está ansioso por la libertad. Junto a esas disposiciones sorprendentes para acabar con la esclavitud, el Islam organizó grandes campañas en virtud de liberar a los esclavos, y considero este hecho parte primordial de los ritos religiosos que practicaba el musulmán para acercarse a Dios (Glorisos y Majestuoso sea); ejemplo de ello son las expiaciones, en las cuales liberar a los esclavos era compensatorio para ellos, y también una parte del dinero del Zakat se atribuía para la liberación de esclavos; efectivamente, se liberaron por estas medidas, millones de esclavos en el mundo islámico; el mismo Profeta (la Paz y las Bendiciones de Dios sean con El) liberó de sus propios esclavos 39; nada más entrar un esclavo en su propiedad, era liberado; esto constituía un ejemplo para sus compañeros y demás musulmanes; si calculamos los esclavos liberados en millones no exageraríamos; eso a parte de que*el Islam vedó de una manera absoluta todo tratamiento inhumano con los esclavos, prohibiendo pegarles, someterles y humillarles; incluso se llegó más lejos de eso exigiendo a los propietarios de esclavos igualarlos con ellos mismos en alimentación y vestimenta y no esforzarles con más de lo que puedan cargar; se narra que el Profeta (la Paz y las Bendiciones de Dios sean con El) vio a Abu Masud Al Ansari pegándole a un esclavo suyo; El llegó como amenazándole diciendo: "sepa Abu Masud, sepa Abu Masud, Dios puede más sobre tí, que tú sobre el (esclavo)", cuando se giró y vio al Profeta (la Paz sea con El) arrojó el látigo de su mano y dijo: "Es libre ¡Oh Apóstol de Dios!" y dijo el Profeta: "si no lo hubieras hecho te abrasaría el fuego.[2] Vino en el Hadiz narrado por Abudar, el cual mencionamos anteriormente que el Profeta le dijo a Abudar: "Vuestros siervos son vuestros hermanos, Dios los puso bajo vuestras manos, y quien tuviera su hermano bajo su mano, que le alimente de lo que él se alimenta, que le vista de lo que él se viste y no le carguéis de lo que puede cargar, y si lo hacéis ayudadles, porque son de carne y sangre como vosotros".

Murió el Profeta (la Paz y las Bendiciones sean con El) y no cesaba de recomendar insistentemente en el buen trato con las mujeres y esclavos, como si hubiera sabido que la legislación del Islam, con toda su nobleza y sublimidad, no podía estar al alcance de la inteligencia y de la moral de la gente; y tomó los compromisos suficientes con sus seguidores a fin de que sean buenos ejemplos en el tratamiento con aquellos esclavos a los que dio el nombre de hermanos hasta que llegue la humanidad a su madurez para poner un límite a esta adversidad humana; y así fue.


[1] Corán, Sura 47, Aleya 4.
[2] Transmitido por MUSLEM.

Categoria:

Se encuentra usted aquí