EL PASO HACIA EL PARAÍSO: Solicitar El Perdón De Dios

EL PASO HACIA EL PARAÍSO
Dichos De Muhammad El Enviado De Dios
El-Imam Al-Nawawi
CAPÍTULO 287
Solicitar El Perdón De Dios

Dios -alabado sea- dice:
"Y, pide el perdón por tu falta y por los hombres y mujeres crey­entes". El Sagrado Corán (47:19)

Y dice también -alabado sea-:
"Y, pide perdón a Dios. Cierta­mente, Dios es Indulgente, Misericordioso”. El Sagrado Corán (4:106)

Y, dice -alabado sea-:
"¡Glorifica a tu Señor con Su ala­banza!; ¡Pide Su perdón! Pues EL es el Indulgente". El Sagrado Corán (110:3)

Y, dice Dios -alabado sea-:
"Para los que hayan temido a Dios habrá jardines, junto a su Señor, por cuyos alrededores fluyen los ríos y en donde estarán eternamente; Y tendrán esposas cándidas y la complacencia de Dios. Dios ciertamente, bien conoce a Sus siervos; son los que dicen "¡Señor nuestro! creemos y te­nemos fe; perdónanos, pues, nuestras faltas y presérvanos del castigo del Fuego". El Sagrado Corán (3:15-16)

Y, Dios -alabado sea- dice:
"Más, quien obra mal o es injusto con su propia alma, y después pide perdón a Dios, tendrá constancia de que Dios es el Sumo Indulgente, el Misericor­dioso''. El Sagrado Corán (4:110)

Y -alabado sea- dice también:
"Pero Dios no les iba a castigar mientras estuvieses entre ellos, ni les castigará mientras im­ploren perdón". El Sagrado Corán (8:33)

Y, Dios -alabado sea- dice:
"Y, son los que si cometen una in­decencia o son injustos consigo mismo, se acuerdan de Dios e imploran el perdón por sus pe­cados -y, ¿quién, sino Dios, puede perdonar los pecados?- y no persisten en reincidir a sa­biendas". El Sagrado Corán (3:135)

1009. Al Agir Al Muzani (que Dios esté complacido de él) narró que el Enviado de Dios (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) dijo: "A veces, siento algo de pesa­dez sobre mi corazón, pero le pido perdón a Dios cien veces al día".

1010. Ibn U'mar (que Dios esté complacido de ambos) narró: En las reuniones con el Enviado de Dios (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) le computamos que re­petía hasta cien veces: "¡Señor! Perdóname y acepta mi arrepenti­miento. Pues Tu eres Quien acepta el arrepentimiento; Tu eres el Mis­ericordioso".

1011. Ibn Abbas (que Dios esté complacido de ambos) narró que el Enviado de Dios (la paz y las ben­diciones de Dios sean con él) dijo: "Quien se perseverará en pedir el perdón a Dios con regularidad, Dios le facilitará salida de cada estre­chez, y sosiego de cada angustia y le proveerá el sustento de donde no prevea”.

1012. A'icha (que Dios esté com­placido de ella) narró que el Envia­do de Dios (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) multiplicaba, antes de morir, su imploración: "¡Ensalzado y alabado sea Dios; pido perdón a Dios y me arrepiento ante EL".

1013. Anas (que Dios esté com­placido de él) narró que había oído al Enviado de Dios (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) que decía: "Dios -alabado sea- dijo: ¡Oh hijo de Adán! Siempre que Me im­plores y Me supliques, yo te perdo­naré lo que has hecho, sin que Me importe nada. ¡Oh hijo de Adán! Aunque tus faltas alcanzaran los horizontes del cielo y, luego Me pi­dieras perdón, yo te perdonaré. ¡Oh hijo de Adán! Aunque Me vinieras después de haber cometido tantas faltas que llenaran la tierra, y te encontraras conmigo sin asociar nada ni nadie conmigo, yo te con­cederé un perdón que cubrirá toda la tierra".

Selección y Prologo: Prof. Dr. M.M Al-Azami
Traducción de texto: Ahmed M. Safi

Se encuentra usted aquí