La Verdadera Personalidad De La Mujer Musulmana

La Verdadera Musulmana Su Principal Preocupación Es La Complacencia De Allah

La fiel musulmana siempre busca ganar la complacencia de Allah  en todo lo que realice. Por tal razón, mide todo acto con este preciso criterio para luego mantener o descartar cualquier práctica, de acuerdo con este postulado.

La Verdadera Musulmana Comprende El Auténtico Significado De Ser Una Sierva De Allah

La auténtica musulmana tiene la firme creencia de que ha sido creada para servir a un propósito importante en la vida, el cual Allah  ha definido en el Corán:

[Por cierto que he creado a los genios y a los hombres para que Me adoren.] (51:56)

La Verdadera Musulmana Trabaja Para Apoyar La Religión De Allah

El acto de adoración más importante, que la musulmana puede realizar, es el de esforzarse para establecer el gobierno de Allâh  en la tierra y seguir la forma de vida que Él ha prescrito, para que el Islam gobierne la vida del individuo, la familia, la comunidad y la nación.

La Verdadera Musulmana Se Distingue Por Su Carácter Islámico Y Su Verdadera Religión

No existe duda alguna: la mujer musulmana se distingue por carácter islámico y se siente orgullosa de la elevada posición que el Islâm le ha conferido en una etapa muy temprana, antes de que las mujeres lograran algo parecido en las otras naciones.

La Verdadera Musulmana Su Lealtad Solamente Es Para Allâh

Una de las consecuencias del orgullo de la mujer musulmana en su identidad islámica es que ella jamás deberá lealtad a nada ni a nadie más que Allâh , ni aún a su marido o su padre, quienes están entre las personas más cercanas a  ella. Podemos ver el epítome de esta lealtad (walâ) en la vida de una de las mujeres del Profeta: Umm Habibah, que la paz sea con ella. Ramlah bint Abî Sufian, el jefe de Makkah y líder de los mushrikun era su padre.

La Verdadera Musulmana Ordena Lo Que Es Bueno Y Prohíbe Lo Malo

La musulmana, que comprende su religión lee la Aleya

[Los creyentes y las creyentes son aliados unos de otros, ordenan el bien y prohíben el mal, cumplen con la oración prescrita, pagan el Zakâh, y obedecen a Allah y a Su Mensajero. Allah tendrá misericordia con ellos; y Él es Allah, Poderoso, Sabio.] (Qur’ân 9: 71)

La Verdadera Musulmana Lee El Corán A Menudo

Con el propósito de alcanzar este elevado nivel de obediencia, rectitud y taqua (piedad), la musulmana no tiene otra elección que buscar la guía en el bendito Libro de Allâh , acogiéndose a su sombra todos los días. Por ello, debe leer el Corán regularmente, recitándolo cuidadosamente y reflexionando sobre el significado de las Aleyas. Sólo así, su significado podrá penetrar en su mente y emociones, y su corazón y su alma estarán llenas de luz de su guía inmaculada.

La Verdadera Musulmana Cuida Su Cuerpo

El Islam alienta a los musulmanes a destacarse entre la gente y distinguirse por su vestimenta, apariencia y comportamiento, para que sean un buen ejemplo, y dignos portadores del gran mensaje a la humanidad. De acuerdo al Hadîz narrado por el gran Sahâbi Ibn Al Handhaliiah, el Profeta  le dijo a sus compañeros cuando estaban viajando para encontrarse con algunos hermanos en la Fe:

"Si vosotros vais a visitar a vuestros hermanos, arreglad vuestras monturas y aseguraos de vestir bien, para que os destaquéis entre la gente como un ornamento, porque Allah  no ama lo desagradable".

La Verdadera Musulmana Cuida Su Mente

Cuida su mente buscando el conocimiento

  La musulmana sensible cuida su mente así como cuida su cuerpo, ya que lo anterior no es menos importante que lo último. Hace tiempo, el poeta Zuhair Ibn Abî Salma dijo:

La Verdadera Musulmana Cuida Su Alma

La musulmana no descuida pulir su alma a través de la adoración (concretamente, la oración), el dhikr (remembranza de Allah), y la lectura de Corán. Jamás descuida los actos de adoración en los tiempos fijados. Así como cuida de su cuerpo y mente, ella también cuida de su alma, al comprender que el ser humano está compuesto de un cuerpo, una mente y un alma, y cada uno de esos tres elementos merecen una atención apropiada.

La Verdadera Musulmana Trata A Sus Padres Con Amabilidad Y Respeto (Birr)

Una de las principales características de la verdadera musulmana es su trato respetuoso y amable para con sus padres. El Islam estimula el respeto y el trato amable y afectuoso hacia los padres en muchos textos decisivos del Corán y de la Sunnah. Cualquier musulmana que lea estos textos no tendrá otra opción más que adherirse a sus enseñanzas y tratar a sus padres con benevolencia y respeto, sin importar las circunstancias o el estado de la relación entre hija y padres.

La Verdadera Musulmana Es Afectuosa Y Respetuosa Hacia Sus Padres, Aunque No Sean Musulmanes

El Profeta  elevó sus enseñanzas hacia un nuevo pico, cuando prescribió a sus seguidores tratar a sus padres con afecto y respeto, aunque fueran adeptos a otra religión. Esto está claro en el Hadîz de Asmâ' Bint Abî Bakr As Siddîq , quien dijo:

La Verdadera Musulmana Es Extremadamente Cuidadosa De No Desobedecer A Sus Padres

Así como a la musulmana le urge tratar a sus padres con afecto y respeto, también es temerosa de cometer el pecado de desobedecerlos, al darse cuenta de la enormidad de este pecado, el cual es contado como uno de los mayores pecados (Al kabâ'ir). Ella es consciente del aterrador cuadro que el Islam pintó de una de las personas que desobedecieron a sus padres, y esto le hace revolver su consciencia y suavizar cualquier aspereza del corazón o sentimiento severo que puede estar albergando en su corazón.

La Verdadera Musulmana, Su Madre Viene Primero, Luego Su Padre

El Islam alentó el respeto y el afecto hacia los padres. Algunos textos tratan sobre la madre y el padre separadamente; pero tomando todos los textos en su conjunto, en realidad, prescriben un saludable balance en la atención de los hijos hacia sus padres, para que el respeto a uno no sea en detrimento del otro. Algunos textos hasta confirman que a la madre se le debe otorgar prioridad por encima del padre. 

La Verdadera Musulmana Trata A Sus Padres Cariñosamente

La mujer musulmana que haya abrazado los valores del Islam es amable y respetuosa hacia sus padres, los trata bien y escoge los mejores modos de hablar y tratar con ellos. Ella les habla con toda cortesía y respeto, y los rodea con toda la honra y cuidado, bajando el ala de la humildad para ellos, como fue ordenado por Allah  en el Corán.

La Verdadera Musulmana Elige A Un Buen Marido

En el Islam, el matrimonio es un contrato bendito entre un hombre y una mujer por medio del cual cada uno se vuelve "lícito" para el otro, y ambos comienzan el largo viaje de la vida, en un espíritu de amor, cooperación, armonía y tolerancia, donde cada uno se siente cómodo con el otro. Y encuentra además, la tranquilidad, el contento, y la comodidad en la compañía del otro. El Corán describió esta relación de amor, armonía, confianza y compasión entre los hombres y las mujeres con los términos más conmovedores y elocuentes:

[Y entre Sus signos está haberos creado esposas de entre vosotros para que encontréis en ellas sosiego, y puso entre vosotros amor y misericordia...] (30:21)

La Verdadera Musulmana Es Obediente Con Su Marido Y Le Demuestra Respeto

La fiel musulmana siempre obedece a su marido en tanto no se  involucre ningún pecado. Ella es respetuosa y siempre está dispuesta a complacerlo y hacerlo feliz. Si él es pobre, no se queja. Tampoco se queja de su trabajo en el hogar porque recuerda que muchas de las mujeres virtuosas de la historia islámica establecieron un ejemplo de paciencia, bondad y actitud positiva, al servir a sus maridos y cuidar de sus hogares, a pesar de la pobreza y las dificultades que enfrentaron.

La Verdadera Musulmana Trata A La Madre Y A La Familia De Su Esposo Con Amabilidad Y Respeto

Una de las maneras en que una mujer manifiesta su respeto hacia su marido es honrando y respetando a su madre. La musulmana que realmente comprende las enseñanzas de su religión sabe que la persona que tiene el mayor derecho sobre un hombre es su madre, como hemos visto en el Hadîz de ‘Â'ishah  citado anteriormente. Por eso, ella lo ayuda a honrar y respetar a su madre, honrando y respetando también a la suya.

La Verdadera Musulmana Comprende La Gran Responsabilidad Que Tiene Para Con Sus Hijos

Indudablemente, los hijos son una fuente de gran alegría y deleite, pues hacen la vida más dulce, traen más rizq (sustento) en la vida de una familia y dan esperanza. Un padre ve a sus hijos como una futura fuente de ayuda y apoyo, un aumento en el número de miembros, y la perpetuación de la familia. Una madre ve a sus hijos como una fuente de esperanza, consolidación, alegría en la vida, y como una esperanza para el futuro. Todas estas esperanzas descansan en la buena educación de los hijos, y en darles una preparación íntegra para la vida, para que se conviertan en elementos activos y constructivos dentro de la sociedad, una fuente de bienaventuranza para sus padres, su comunidad y la sociedad en su conjunto. Sólo así ellos serán como Allah  los describió:

La Verdadera Musulmana Utiliza Los Mejores Métodos Para Educar A Sus Hijos

La mujer musulmana inteligente comprende la psicología de sus hijos y es consciente de sus diferencias en cuanto a actitudes e inclinaciones. Ella trata de penetrar en su inocente mundo e implantar las semillas de los valores nobles y las características meritorias, utilizando los mejores y  más efectivos métodos de crianza. 

Páginas

Suscribirse a Canal de noticias de la página principal

Se encuentra usted aquí