La Verdadera Personalidad De La Mujer Musulmana

La Verdadera Musulmana Retribuye Los Favores Y Los Agradece

Una de las características de la verdadera musulmana es su fidelidad: ella aprecia los favores y agradece a quien se los hace siguiendo el mandato del Profeta : "Quien haya recibido un buen favor, debe retribuirlo".[1]

La Verdadera Musulmana Visita Al Enfermo

El acto de visitar a los enfermos es una de las costumbres sociales islámicas establecida y estimulada por el Profeta , quien lo convirtió en un deber de todo hombre o mujer musulmán y un derecho por el cual un musulmán puede esperar que otro lo visite:

La Verdadera Musulmana No Se Lamenta Exageradamente Por Los Difuntos

La musulmana que conoce las enseñanzas de su religión, tiene discernimiento, dominio de sí misma y es equilibrada. Cuando es golpeada por la muerte de uno de sus seres queridos, no deja que la desgracia le haga perder sus sentimientos como en el caso de las mujeres superficiales e ignorantes, quienes se desmoronan debido a la congoja. Ella soporta este trance con paciencia, esperando la recompensa de Allâh  y siguiendo la guía del Islâm, en cuanto a su  comportamiento en este difícil momento.

La Verdadera Musulmana No Asiste A Los Funerales

La musulmana que realmente comprende las enseñanzas del Islâm no asiste a los funerales en obediencia a la prescripción del Profeta , tal como fue relatado por Umm 'Atiyah, que Allâh esté complacido con ella: "Se nos prohibió asistir a los funerales, pero no estrictamente".[1]

Páginas

Suscribirse a Canal de noticias de la página principal

Se encuentra usted aquí